martes, 4 de enero de 2011

Día 722. Mi primera vez

De la mía ya hace muchos años, tantos que apenas lo recuerdo, aunque digan que la primera vez nunca se olvida.

Aún no me había estrenado y ella parecía tener experiencia. Vaya si la tenía.
Era la mujer de mi socio, algo mayor que yo.

Fue durante un viaje de su entonces marido en el que aprovechamos la ocasión. Buscamos un sitio cercano a su casa, para no manchar la suya.

Más adelante también sé apuntó él, o quizá me apunté yo. El caso es que con ellos me inicié.

Llegué a aborrecerlo.

Lo de esa pareja era pura obsesión, un vicio, y había semanas que caían tres o cuatro. A mi, tanto, no me gustaba, me agobiaba.

Hoy, veintimuchos años después, apenas me apetece.

Ya no voy a los restaurantes chinos.

Por aquellos tiempos era algo diferente y exótico. Te hacia gracia ver las recargadas decoraciones de sus salas. Todos iguales como decorados por el mismo "artistazo".

Hoy, aunque algunos se han reformado, la mayoría siguen con el modelo anterior, ofreciendo sospechosos menús a cinco leuros. A saber qué hacen con el tres delicias qué sobra en los platos.
Ahora se han reinventado en los llamados wok.

Inicialmente eran japoneses. Ahora los controla la mafia china (supongo yo), aprovechando que no diferenciamos las nacionalidades orientales.

No me gustan.

Han venido a crear sus propios getos, a sacar los cuartos a una cultura que no les interesa lo más mínimo, ni las costumbres ni la lengua (sólo el dinero), de la que sólo conocen lo justo para llevar el negocio (y muchos ni eso).

Ayer una chinita me sacó de mis casillas (o iker) en su bazar.

Cogí 2 rollos de papel de regalo y le pregunté el precio.

Ella, mientras hacía otra cosa, agitándose nerviosa, me dijo:
- Uneuro, no, sei...sesentasentimo

Que entendí perfectamente.

Cogí otro más largo (sin darme cuenta) y me dice:
- Ese, uneuro.

Lo dejé y cogí otro más corto, o sea 3 de "sesentasentimo"

Le doy dos euros, me ve más dinero suelto en la mano y me dice:
- Veintesentimo

Como no le entendí para qué quería los 20 céntimos, le digo: ¿qué?
- Veintesentimo

Le digo que no la entiendo, queriendo decir que no entendía para que quería 20 céntimos, si valía 1,80 los 3

Me mira el mp7 y me pega un berrido:
- Veintesentimo
Se creía que había cogido uno de euro y dos de sesentasentimo.

Y puestos a gritar, le solté a su nivel (creo) un:
- ¿Pero qué dices? si son iguales !!!!

Se dio cuenta de la cagada y me dijo "unochenta".
Sin inmutarse, ni disculparse, son así.

Comentándolo con un amigo que entiende de chinología (su pareja es china) me dice que los chinos hablan así, deprisa y gritando, y que parece que estén siempre discutiendo, cuando pueden estar hablando del tiempo que hace.

Pues nada, que ahora me gustan menos. Atún.

Y como sé que nunca entrará un chino/a en éste tu blog, así lo expongo.

14 comentarios :

  1. Tal como te dice tu amigo hablan rápido,pero no todos los chino residentes hablan así.

    Es más el mandarín (idioma oficial de China) se habla rápido;de ahí viene el vicio de hablar el castellano de esa forma,pero sus descendientes en el futruto no hablaran así (esperemos que así sea.)

    ResponderEliminar
  2. Entonces, como dice el dicho, me ha tocao la china, jejeje

    ResponderEliminar
  3. tere lozano4/1/11 21:16

    Nihao...no hay chinos sordos??
    Y los que hay...como hablan por signos con la escritura que tienen?

    ResponderEliminar
  4. En la lengua de signos china (CSL), los signos son como caracteres escritos. Esto no es muy diferente a la manera en la que se representan las palabras inglesas en el lenguaje de signos. La lengua de signos china tiene varios dialectos, aunque el más común es la versión shanghai.
    La historia de la educación y la página de la niñez tiene muy buena bibliografía sobre artículos de educación para sordos en China, que se remontan a 1876. Hoy en día, China tiene varias escuelas para sordos. Como, La cuarta escuela para sordos en Beijing, la escuela de sordos de Nanjing, la de Shangai, la escuela Chengdu para niños ciegos y sordos, la escuela Kunning para niños ciegos y sordos,y la escuela chefo para sordos.

    Se estima que hay alrededor de 3.000.000 de sordos en China. La lengua de signos china, también se habla en Malasia y en Taiwán.

    ResponderEliminar
  5. Pos hay xinicos graciosos juas juas enlace

    ResponderEliminar
  6. Pues ultimamente vamos con frecuencia a un bar cerca de casa, de chinos como casi todos los del barrio, y éstos son simpatiquísimos y atentos, él no habla rápido ni gritando para nada, ella si grita un pelín. En navidad hasta nos hicieron un regalo, bueno tres, tres botellas de licor chino que se parece bastante al orujo, jajaja. No obstante, en general comparto tus opiniones sobre este tema tato.

    ResponderEliminar
  7. Pues a mí me encanta la gastronomía japonesa. Eso sí, es carísima. Uno de mis sueños es viajar a Tokio. Me apasiona la fotografía y es una de las ciudades más fotogénicas del mundo.

    Suelo distinguir mucho la cultura de las personas. Incluso entre españoles hay mucha diferencia entre un madrileño y un gallego, por poner un ejemplo.

    La cultura china, qué decirte, es otro mundo. Es otro mundo, otros valores, otra raza y una familia distinta. Nada que ver con la japonesa. Tengo un amigo en Japón que lleva trabajando ahí tres años y sólo tiene dos semanas de vacaciones al año, pero es feliz ahí. Tanto que va a renunciar su nacionalidad para ser Japonés. Increíble.

    Sin embargo pensaba mientras leía tu blog, Pepe, cuán lejanos podemos ser culturas que separan unos pocos cientos de kilómetros y cuán cercanos pueden ser dos sordos de distintas nacionalidades. Pienso que la adversidad une (o separa, según la circunstancia, claro está.

    En todo caso pepe, no te dejes engañar por los restaurantes chinos de aquí. No tienen nada de chinos ni japoneses. Para que te hagas una idea, la tempura apenas la toman. El aceite es inexistente. La mantequilla ni verla. En resumen, la cocina china puede ser muy muy sana (cocinan al vapor), pero claro, los chinos nos engañan fácilmente. Por eso proliferan como setas, porque sómos fáciles de engañar. Juzgamos fácilmente a los chinos porque son la única nacionalidad que creemos reconocer, sólo porque son del color de tus chapas. Me ha gustado tu post, tienes la mirada sucia y divertida.

    Viento.

    ResponderEliminar
  8. Pos yo hace siglos que no voy a un chino, y espero que no tenga que pisarlos en el futuro.

    Respecto a que vienen por la pasta, sin querer nuestra cultura, etc... pues sí, pero es lo que hacíamos nosotros en el siglo XIX en su país. Que tampoco estaba bien, claro.

    Jaja... me río porque hoy he llamado para que revisen la caldera.El servicio técnico muy amable y yo un poco pasota al teléfono. Hasta que me ha pedido un nº de contacto para quedar conmigo y venir, y le he dicho que soy sordo y que un poco difícil contactar así conmigo. así que me ha dicho que no me procupe, que si voy a estar en casa, que sí, y en media hora tenía al jefe revisando la caldera.
    Me río porque como piense me va a llamar kpullo: Me dice que no atina al teléfono y me ha estando dando cháchara todo este rato. jaja... como niños algunas veces.

    ResponderEliminar
  9. uería decir "que le digo yo que no atino al tfno", no ella... uffffffffffff

    ResponderEliminar
  10. Buenos dias.
    Soy clasico yo con las comidas, donde este una buena paella o un arrocito caldoso con su bogavante...que se quiten los japos o los chinos.
    Por cierto, para cuando una Keda?.
    Saludetes

    ResponderEliminar
  11. Jordi BCN5/1/11 12:57

    Pues nosotros ya hace tiempo que no vamos a restaurantes chinos, pero sí a los japoneses (algunos cocinan de delicatesen -recomendación: Shunka en BCN-)

    También nos apuntamos, como Luis, a una buena paella y arroces diversos (recomendación para el que le guste la innovación: el arroz meloso de rape y setas... mmmm)

    ResponderEliminar
  12. Hola, hola!
    Has tocado un tema very importante para mí, la gastronomía. La verdadera comida china no es la que nosotros conocemos, ésta que se vende en los restaurantes es puro marketing-comercio salido como recurso de una innovación hacia la expansión del país. Los chinos cuando salen comentan que esto ni es gastronomía china ni es ná. Y lo he visto personalmente porque tengo contacto directo con una familia china y además he podido visitar su cocina. Nada que ver!!! A todo esto, como personas son muy agradecidos y muy cordiales. A mí como agradecimiento, simplemente por charlar con ellos o quedarme con su niño a ratos(tiene la edad del mío) me obsequian con algún que otro menú. Hasta ahora, me va bien, si me quedo con el niño = como gratis; Es broma, los niños se llevan superbien, menos cuando el otro se sube a la barandilla de la cama y pone el pie derecho encima de la cabeza y dice no sé qué cosas, entonces los llamo y los pongo a dibujar.

    A Juan Carlos, te comento por tu comentario de ayer: Yo todavía no entiendo palabras porque debe ser que la programación que tengo ahora (es la segunda) no está la frecuencia real de los sonidos; sí percibo el ruidito del intermitente del coche, las llaves si las tengo en la mano, a veces algún timbre de teléfono y si está cerca, y poquitas cosas más, el resto es un ruido contínuo de que hay sonidos alrededor pero que yo no canalizo y no entiendo; por eso, estoy aprendiendo y adaptándome. Todavía me queda un mes para la siguiente programación, ya contaré.

    Y Pepe: eso de que no entrará ningún chino a este blog, te equivocas. Ya el chinito niño ha visto esta página aunque no sabe todavía lo que es un blog.
    Saluditos

    ResponderEliminar
  13. Jelou!
    Tengo la mirada sucia, jeje, me pensé justo lo que parecía pero no era comida china, juas!

    Uy, los chinos, no son santo de mi devoción como se dica aquí...'en México estamos padeciendo por la invasión de chinos y los coreanos, si bien ellos no salen a la calle con cuchillo en mano para asaltar a otros.........si que cometen varios delitos.
    1- llegar con visa de turista, cuando en realidad vienen a trabajar.
    2- algun paisano ya les tiene el nombre de alguien que les va a servir de prestanombres.
    3- abren algun negocio, aprovechando los beneficios fiscales que el estado ofrece a los que abren algun nuevo negocio.
    4- venden mercancia que en un 80 por ciento entra al pais de contrabando
    5- al solo reportar el 20 por ciento de su inventario los impuestos solo se basan en esa cantidad pero como en algunos estados el beneficio fiscal es de dos años pues el primer año no pagan y cuando llega el segundo año tampoco. en el momento que les llega algun requerimiento, ah pues muy fácil lo cierran o simplemente le cambian el nombre del propietario y listo no pagan nada de nada
    6- al personal que contratan no le dan ninguna de los beneficios que la ley les obliga como es la seguridad social y vivienda,por supuesto tampoco pagan los impuestos y contribuciones correspondientes. y si algun empleado los denuncia pues o pagan algun soborno o adelantan el cambio de propietario.
    7.-algunos tienen el descaro de falsificar tooooooooooodo lo necesario para operar, y emiten facturas falsas dejando en un lio a quienes presentan esas facturas a quienes les compraron pensando que eran una empresa/negocio serio y legal
    8.- muchos de ellos pagan los tres primeros meses de renta en el lugar donde viven y en en lugar donde establecen su negocio y nada más, despues simplemente no le pagan al dueño y esperan a que se inicie un juicio para poderles cobrar y/o sacarlos de la propiedad en México ese tipo de juicios puede tardar unos dos años y hasta más si te consigues un abogado muy perro ( absurdo su movimiento por cierto ya que al abogado si le tienen que ir pagando, mejor deberían pagar la renta). y un buen día se van, y el dueño tiene que seguir con el juicio hasta que le dan la autorización de recuperar el inmueble, eso se puede prolongar otro año.
    9- muchos de ellos llegan sin sus familias, ya que no quieren que se "contaminen" de otras ideas,a veces solo llegan con los bebes pero niños en edad escolar y jovencitos es muy raro verlos.
    10.- tienen como norma comprar lo menos posible que no sea de su lugar de origen tienen sus propios "supermercados" clandestinos y ahi compran toda su papeleria, su jabón su comida y si pueden hasta el agua que toman por absurdo que parezca
    11-suelen finjir que no entienden una sola palabra en español, pero entienden mucho más de lo que aceptan ¿para que? ahh pues para no tener que lidiar ni con los empleados ni con los clientes ni con nadie
    12- se fijan una meta económica y en cuanto lo logran,simplemente se van del pais con los bolsillos llenos y la desfachetez de decir que ellos son muy inteligentes y nunca pagaron impuestos, ahh y no falta el que maldiga el pais que le lleno sus arcas.
    Es así que tambien hay muchos delitos en algunos que no llevan un arma en la mano. y le cuestan una verdadera fortuna al pais, usan todo lo que el pais puede ofrecerles, los servicios médicos gratuitos, los beneficios fiscales, y los hay que hasta van a las escuelas públicas.

    no, no todos son así. hay gente que llega de forma legal y de forma ilegal a establecerse en el pais, y hacen todo como es debido, tambien hay algunos que llegan expatriados por sus empresas y son gente muy amble , educada respetuosa, con todo el ánimo de aprender y adaptarse sin perder sus raices ni sus costumbres.
    los observas , con el tiempo cuando logras comunicación con ellos, no tienen el menor recato en platicarte lo "inteligentes" que son.

    ResponderEliminar
  14. Buenas a tóos. Antes que nada y con perdón por el retraso, os deseo un Feliz y Sonoro Año Nuevo a todos los compis de este blog, tanto a los transparentes como a los opacos.

    El tema de este post chino me ha dejado un tanto frio. Más que nada porque no tengo nada contra los chinos; ni a favor ni en contra. En cambio sí se me podría hinchar la vena con los hijos de otras nacionalidades que están en esta piel de toro nuestra dedicados a poner banderillas a nuestra precaria convivencia.

    Y evito entrar en detalles para no convertir este magnífico blog de sordisas en un debate étnico; que, además, ni falta le hace, pues su razón de ser es otro. ¿Me equivoco?.

    Pido disculpas por haberme puesto el traje del "broncas" por un rato.

    Mis mejores deseos para todos que los Reyes Magos vengan cargados de ilusiones, felicidad, regalos y... algún juguetito.

    ResponderEliminar
ATENCIÓN: Antes de publicar un comentario, resaltar vuestro texto y copiar por si se pierde, cosa que pasa con frecuencia en loputo blogger