sábado, 19 de noviembre de 2011

Día 1041. Doble encuentro.

Ayer, ya de noche, conocí a un chico.

Después de estar hablando un rato, me tumbó. Y empezó a trabajar con sus manos.

Era una experiencia nueva para mí, diferente a las anteriores. Creí que me iba a doler más, pero fue con cuidado y mucho tacto, aunque no llegó hasta el fondo.

Me dejó con la boca abierta. Se me caía la baba mirándole por encima mío.

Y dirás: Pepeeeeee. Pepeeeee, Pepeeeeee...

Y diré: Anoche fui al dentista.

Y dirás: ¡¡¡ Qué chutto !!!

El caso (resipiente de cosina) es que me hice mi primer curetaje. Nunca había necesitado más allá de una limpieza dental, pero la revisión de hace dos semanas recomendaba estrenarme en esos lares.

Era mi primera visita a esta clínica de Masnou (Masnueve en castellano, +9 en matematiqués).

La consulta del dentista, como casi todas las consultas médicas, acostumbra a ser una sala pequeña, de mucho retumbe.

Pude entender bastante bien al profesional que me atendió, profesional también en el trato a mi sordera. Me habló de que mi problema dental era leve, pero que había que controlarlo, por la edad. Como el colesterol, la hipertensión, y un largo etecé que tengo que empezar a tomarme en serio.

El proceso no fue mucho más incordiante que una limpieza, a excepción de cuando atacaba con el ganchito (delosco) por debajo de las piezas.

En resumen una experiencia agradable en lo humano y no demasiado desagradable en lo físico.



Esta mañana fui a Ferrán, mi estilista favorito, a la par que único.

El dentista y el estilista, tienen muchas cosas en común, además de la terminación.

Nada más empezar me tumban y me dejan con la boca abierta y los ojos cerrados (el estilista, en el lavado de cabeza previo).

Me hacen babear. En el caso del estilista, cuando me masajea la cabeza, sobre todo si lo hace una chicCLOONC.

Me quitan lo que me sale con el tiempo: el pelo y el sarro.

En el mantenimiento posterior, usaré un cepillo (de dientes y del pelo).

Aunque a diferencia del estilista, el dentista no me deja leer el periódico mientras trabaja.

Ni me hace un café (sí, sí, mi estilista me quiere mucho), más bien me advierte de lo malo que es (para el sarro).

Ni me trocea la sesión en varias para la limpieza, los empastes y demás. Sería como si hoy me cortara el pelo y la semana que viene me recortara las patillas.

En resumen, que entre los dos me han hecho perder peso.

Entre sarro y canas.

21 comentarios :

  1. ues vaya. Me ha adelantado. El boss.

    A la pelu tengo que ir la semana que viene o la otra. Es que soy comodón: En cuanto me cuesta un poco lavarme el pelo, o secar la kokorota o peinarme, visita a mi estilista femenina (aunque si fuese a mi primo me saldría gratis), y acaba enseguida. Porque tengo la cabeza pequeña, no como otras (¿tá Tutxi por aquí?)

    Y al dentista, un día de éstos. Estoy esperando a retocar los moldes de mis viejos audífonos para darles más ventilación. quien me lo iba a hacer sufrió un corte importante en la mano y se está recuperando.Es que el año pasado no sé cuántas veces estuvo a punto de irse el ic al suelo debido a ser... ejem... golpeado por la dentista. Así que con calma.

    Lo que no me gusta del tema e que cada vez veo más pelo blanco en la capa, y no sé de dónde cae, porque canas no se me ven muchas. O a lo mejor es que soy yo quien no se las ve ;-)))))

    ResponderEliminar
  2. Tú si que sabes Chu, UNA dentista y UNA estilista.

    ¿Has visto ya lo presumido que nos ha salido Pumba?

    ResponderEliminar
  3. Jelou!
    Justo hoy me toca ir al estilista...me resisto al tinte, pero cuando lo pida, será del color del MP7, jeje...a lo mejor para año nuevo me animo, hoy sólo mantener el corte.

    Y del dentista...jum!...si yo traje 5 años braquets, qué no pasé?...

    ResponderEliminar
  4. que a gusto te quedas, pee, después de pasar por un a sesión de esas¡¡
    yo disfruto mucho con los masajes femeninos en la cabeza, y me gusta que me toquen la piel que cubre el implante, entre otras cosas, ajajajaja¡

    buenas noches¡¡

    ResponderEliminar
  5. jajaaa...
    Ya veo que comienza la temporada de invierno. Mu wapo, el peke. Le vendrá bien en estos días de agua que tenéis por ahí.
    Y qué quieres que te diga. Siempre he preferido la compañía de las mujeres. No sé por qué, pero me da por ahí. Debo ser un caso raro

    ResponderEliminar
  6. Marce Colombini20/11/11 6:51

    Jajajuaaaaa!!!!!!!!!
    José Luis, no se entiende biem... tenés muuuchos implantes? O recibís muuuchosmmasajesenotrspielesclonnnc ?!
    Jaja, adoro nuestra confianza.
    Ppeeeepe! Menos sarro, menos canas, más toqueteo femenino.... mmm.... te sentirás rejuvenecido!
    Y a NOSOTRAS qué nos queda???!! Ups, boys&boys... Juauauauaja!
    Chumari... caso raro, yo tmabién soy rarísima, por qué preferiré enfermeros, dentistos y doctoros...?

    ResponderEliminar
  7. Pepe, si no lo he leído muy mal...has venido a un dentista de mi pueblo y que además está muy cerquita de mi casa? Aunque voy siempre bastante a lo loco, si puedes, avisa cuando vuelvas y nos vemossss.
    No es al mismo que voy yo, pero...a que es más el miedo que llevamos que lo que nos hacen?
    Y el pueblo....majo, eh?
    Abrazos pa todos (que escribo pocas veces). A tí ya te lo daré, si vienes...

    ResponderEliminar
  8. Anda ! no sabía, creí que estabas por lo menos en Siberia, como Luisete siempre dice que hace excursiones de no se cuantos días pa verteee... es que es exagerao, parece andalú

    Ah, acordaros de a quien tenéis que votar, y si no encontráis papeletas, me lo decís y los denuncio a la junta electorá

    ResponderEliminar
  9. Hace 2 meses caí rendida en sus manos. Me resistí una buena temporada, hasta que el dolor me llevó hasta el. Nos presentamos. Me invitó a sentarme junto a el... que educado. Miré a mi derecha y ahí estaba él, ese joven apuesto, moreno, esos ojos, esas manos, su obsesión por mi boca... y la jeringuilla con la anestesia!!! Otro hombre que me había engañado aprovechándose de mi sufrimiento, jajajaa.
    Entonces pienso en la sensibilidad del fisio, y decido que prefiero sus manos, el joven dentista no me termina de convencer, tenemos ese tipo de relación amor-odio que no termina de cuajar.
    Pero ¿Qué tendrán los masajes de peluquera en la cabeza que tanto gustan a hombres y mujeres? Alguna peluquera en la plantilla de comentakas que pueda decirnos el trucoooo?
    Buen domingo a todos!

    ResponderEliminar
  10. Buenos díaaas!
    Noooo, no nos olvidamos, buscaremos la papeleta.
    Pepe, de vez en cuando tenemos que pasar la ITV y ponernos a punto. Es lo que hay. Y a medida que cumplimos años con más frecuencia, como los coches. Buenísimas las similitudes entre ambos profesionales de las manos.

    Chu, cómo vas tú? Y Simón? Hay fotos nuevas? 

    ResponderEliminar
  11. Buenas tardes electorales,

    Pepe !! En mi pueblo este mediodía no había papeletas del :P se habrán terminado ?

    Al ladito mismo de donde vivo están montando una clínica dental, no tengo ni que cruzar la calle, ya no tendré excusa aghrrrr....

    Guapísimo Pumba con su ropa nueva. Estoy pendiente del vídeo con la pelota que nos prometiste.

    ResponderEliminar
  12. Contesto a Silvia sobre su comentario del post anterior, no he hablado nunca del chichón del mp7 porque no tengo. No se nota absolutamente nada. Quizás al principio, pero ni me acuerdo.

    Lo único que si me he fijado que se me enreda un poquito el pelo en esa zona. Si fuera al estilista y lo llevara como Pepe o Chumari no me pasaría jajajaja.....

    ResponderEliminar
  13. Yo como la canción serratina "cada loco con su tema"....

    Prefierooooo un estilista a un dentista

    un artista a un camorrista

    una modista a una latidundista

    una malabarista a un callista

    una masajista a una exorcista

    y una sensualista a una dietista

    etcetc

    ResponderEliminar
  14. Pues ya ves, Marga, y cía. No sería la primera vez que me he despistado y crecido el pelo algo más de lo debido, y lo que he hecho ha sido coger las tijeritas y allí donde va la bobina, cortar un poco los "flecos". Prefiero el cortecito a tener que acercar el imán para que se sujete mejor. Manías, ya lo sé.

    ResponderEliminar
  15. El primer día azul de Papa Pitufo (PP) Rajoy

    Buenos días... o no

    ResponderEliminar
  16. Sí, estará contento. A ver si nos trae más desgravaciones fiscales y múltiples ayudas para repuestos,pilas, etc.
    Hay que tener esperanza, ¿no?

    ResponderEliminar
  17. Sí, no me lo recordéis....

    ResponderEliminar
  18. Bona día!!!!

    Pepe conclusión: lo mejor es que te sintieras comodo con tú orejo, que las molestias fueran menores en el curetaje, y que encima luego pasaras por estilista, tomaras cafe, y saieras guapeton...

    Bon dia a tots y que Dios reparta suerte, lo digo porque según versión del Pitufo jefe, "promete un cambio sin milagros" y digo yo, se estará preparando para tener un culpable....

    ResponderEliminar
  19. No jodas, Rosa que teneis otra Esperanza en Palma? Se multiplica la Aguirre? Tiene gemelas??? Qué miedo !!!!

    ResponderEliminar
ATENCIÓN: Antes de publicar un comentario, resaltar vuestro texto y copiar por si se pierde, cosa que pasa con frecuencia en loputo blogger