martes, 1 de noviembre de 2011

Día 1023. Animatus musicalis.

Observaba a Noel y Abel (que riman) moverse al ritmo de un vídeo del yutú y, para variar, analizaba yo la situación.

La música, sin duda, influye en el estado de ánimo.

Aunque puede ser al contrario, lo normal es que nos alegre.

¿Quiere esto decir que los sordos (no cocleados) siempre están tristes?

Error en la conclusión, porque, afortunadamente la música no lo es todo.

Un cocleado tiene la ventaja de poder escuchar música "a su manera" (his/her way).

Aquí cabe diferenciar al que ha sido hipoacúsico toda su vida o normoyente que pierde la audición de repente (un servidor).

El segundo tiene la ventaja de tener una memoria auditiva que le permite rellenar los huecos de incomprensibilidad de las canciones que escuche, lo cual puede volverse en contra, porque al no oírla como la oía puede sobrevenirle un ataque de mala hostia.

El primero, diría yo, es más agradecido, y todo le suena mejor que antes de la cocleación.

Yo huyo de la música que me cabrea, esa que degustaba como un buen vino y ahora me suena a Don Simón. O escucho desconocida rítmica, que como no siento, no padezco.

Echo de menos algunas melodías relajantes como ésta, que me ayudaba a alcanzar un estado de bienestar interno difícil de explicar.

Ahora, es escucharla y morderme las uñas.

¿Y tú? ¿Crees que el "cómo" oímos la música influye en nuestro estado de ánimo?

26 comentarios :

  1. Todo es relativo. Yo no diría que los ex-normoyentes que ahora son cocleados hayan oído mejor la música que los hipoacúsicos que han tenido ayuda técnica (audífono) hasta que han sido cocleados. Hay normoyentes que tienen mal oído aún gozando de percepción auditiva de alto nivel.
    Personalmente disfrutaba como un enano en compañia del audi, ahora con el mp7 y tras un periodo de readaptación musical disfruto como dos enanos. Y me importa poco si la música que oigo es técnicamente "pura", lo que me importa es cómo influye en mi estado de ánimo.

    ResponderEliminar
  2. Buenas noches,

    Yo creo que influye muchiiiisimo en nuestro estado de animo,al no poder disfrutar de algo como es la musica que nos relaja y evade.

    El tema de la musica lo tenia bastante aparcado porque no la oigo bien pero ahora me toca hacer los deberes y practicar oyendo la cancion con las letras delante.
    Siempre oigo lo mismo (Miguel Bose y Amaral) porque es de lo que mas me acuerdo y disfruto cuando me entran ganas de cantar y canto.
    Por otra parte,me cabrea no poder oir Enya ,lo que me ralajaba mucho.Bueno,It´s something.;-)

    ResponderEliminar
  3. yo creo que sí influye como oimos ahora la música.
    empezando qeu no es la misma voz, los acordes, los instrumentos, si es música "nueva" ni se diga, pero siempre es un gusto volver a oir las letras y melodías que te gustaban...

    ResponderEliminar
  4. Pues en mi caso lo llevo bastante mal.

    Siempre he sido un enamorado de la música.

    Me he construido casi 100 cd's con música de la que me gusta, de muchos tipos, desde la de los años 60-70's hasta la clásica, pasando por el rock, melódicas, etc.etc.

    Ahora me encuentro que "mis" canciones han "cambiado" y no estoy cómodo oyéndolas... Así que messi creo que tendré que echarle webs y volver a dedicar tiempo para oirlas y apreciarlas...

    Pero atún no me he puesto a ello.

    ResponderEliminar
  5. Todo ello legalmente, claro ;-)

    ResponderEliminar
  6. cha cha!! legal legal!! posclaro!!! nadie pensó lo contrario PORDIÓ!!!

    ResponderEliminar
  7. pensaba ahora en lo poco que se lucran los del aitunes y espotifai con nosotros

    ResponderEliminar
  8. Bueno, ya podéis salir, que sacabao lo puto furbol

    ResponderEliminar
  9. Pepeeeeeeeeee, quería remarcar lo que dices que la música no lo es todo. Se puede ser muy feliz sin escuchar música. Hay mil y una cosas bonitas, relajantes, divertidas...para hacer.
    Ya se que yo no la echo "casi" de menos porque lo mio viene de pequeña y que para los que perdeis la audición a una cierta edad es mucho más difícil.
    Sabeis lo que hago yo cuando me apura la sordera?
    Un día de voluntaria con los disminuidos visuales y se me pasan tooooooodas las penas.
    Y en respuesta a tu pregunta, supongo que sí, que cuando no la oimos "como dios manda" pues cabrea.
    En mi caso pillo el ritmo sin detalles y ni soñar en pillar la letra. Què li farem? Pos me digo: a otra cosa, mariposa.
    Abrazos para todos, que como caigo por aquí muy de tarde en tarde....

    ResponderEliminar
  10. Pepeeeeeeeeee, felicítame.
    He entrado como Mercedes yo solita.
    Yaaaaa he visto que es fácil, pero como no sabía.....

    ResponderEliminar
  11. Gracias, Mercedes, por tu interesante punto de vista.
    Y norabuenaaaaa, jejeje !!!

    ResponderEliminar
  12. Ayssss, que bonica y relajante la foto de fondo. Kinú ?

    ResponderEliminar
  13. Pues yo sí... cabrearme no sé, pero mosquearme, sí. Y además, cuando estoy escuchando medianamente bien (sólo oigo música en el coche, que conste) y vuelvo al rato y no se parece en nada a lo que sonaba antes. Grrrrrrrr

    Además, creo que oigo mejor en formato wav que en mp3. ¿¿No os pasa parecido?

    Y gracias a este post, (gracias, Pepe y cía),a ver si mañana `pongo ese cd que tengo ahí delante, desde hace semanas, con ritmos para favorecer la apertura de chakras. Veremos qué pasa. Huyyyyyy, no!!!!

    Oiremos, quería decir.

    ResponderEliminar
  14. muy bonita sí, a que fue tomada desde un avión, y nuestra Carmina tal cual sobrevolando por el cielo, el jueves traigo foto de su imagen en casa pues viene de 'ofrenda nueva' y ahí la espero.

    ResponderEliminar
  15. No se si el formato de la música tiene algo que ver para escucharla mejor...

    Creo que todo lo que salga de un altavoz, o del equipo de música (via sennheiser) nos llega al mp7 de una forma... digamos que ... alterada, pues por ejemplo, si la música consiste únicament en el sonido de un piano, o una guitarra o una bateria, somos capaces de entenderla sin problemas.

    Peeeeeeeeero cuando los instrumentos se conjuntan (que es lo más habitual...) ya no es lo mismo... y no te digo cuando el/la cantante empieza a cantar... Su voz es su voz ?

    ResponderEliminar
  16. Pepe, por supueto que tengo la música legal !!! fartaria más...
    Viva la mulaCLOOOOOOONC pirdun messi ha scapao...

    ResponderEliminar
  17. La foto es preciosa, como todas las de MeriYou. Y relajante :)
    De la música no puedo opinar. No puedo imaginarme que me faltase... :(

    ResponderEliminar
  18. Mañana, o bueno, el 2 será el post 1024!
    jejeje...como le dijeron a Pepe el día 1000...habrá alguna frikeada?
    muahaha!

    ResponderEliminar
  19. pozi, pk yo aki a las 2:24 de la mañana currando (espero a punto de acabar) me relaja si me relaja, kinu?? kisiiiii!!! (er fondo pantalla malpensaoooo!!!) besicos a tdos!! tamañaná!!!!
    eso eso, ki pasa con la keda... mola eso de frikikeda, todos de harry potter, yo me pido a snape k me mola!! :-P

    ResponderEliminar
  20. Buenos dias, a mi ya no me relaja mas bien me pone de mala leche, yo ya copiaba casetes de la radio cuando aun no habian salido las pletinas dobles y tenias que grabar de la emisora o directo de un concierto con eso ya os lo digo todo. Despues con el ordendo era como COSER Y CANTAR, en la actualidad tengo mlntones de CD y DVD que no se que hacer con ellos espero que algun dia algun nietu se enamore de ellos.

    ResponderEliminar
  21. Buenos días,

    Pos yo creo que como la mayoría, la música es la asignatura pendiente. Como ya he comentado alguna vez, nunca he sido muy forofa de escuchar música pero si que me compraba bandas sonoras de películas y telenovelas (que en Brasil dan muchas todos los días). Tengo CDs de samba y bossa nova y de algunos cantantes favoritos como Roberto Carlos, Chico Buarque, Gal Costa, Tom Jobim, etc..

    Ahora no reconozco sus voces, no me cabrea pero me entristece porque intento oír la música pero no suena como antes.

    Y luego en sitios donde hay hilo musical a tope, saldría corriendo de allí, me da un subidón de acúfenos uffff....

    ResponderEliminar
  22. Carmen Conil2/11/11 12:26

    ¡Por supuesto que la música influye en nuestro estado de ánimo y en nuestras emociones! Una música te puede alegrar, entristecer, animar, emocionar, despertar recuerdos, hacer llorar, hacer mover tu cuerpo a su ritmo...¡asustar! ¡Sí !, yo recuerdo cuando oía y veía películas de miedo, nunca cerraba los ojos en las escenas de miedo, sino que ¡me tapaba los oídos, ja, ja...! ¿No habéis probado nunca, a que da menos miedo? jaa!

    ResponderEliminar
  23. Hola!!!
    Me encanta la musica, pero desde que he tenido la perdida de audición, tampoco la escucho bien con el Audi, la que mejor me va es la musica "chill out" ademas de relajarme, la sielo escuchar en el coche, ademas me sirve para hacer pruebas, para ver como siguen mis oidos..... y efectivamente la musica te trae muy bellos recuerdos!!!!!!

    ResponderEliminar
  24. Chumari, me ha parecido muy interesante lo de los ritmos para favorecer la apertura de chakras!!! como también lo es el "Reiki"... ya nos contaras como te ha ido.....

    ResponderEliminar
  25. Juan Carlos2/11/11 18:17

    Yo hace un mes que empece a escuchar musica, al principio buscaba en youtube alguna vieja cancion conocida por mi, luego revise los trastes viejos donde tenia guardados unos cuantos Cd's y note una diferencia abismal hay entre la calidad de sonido de un CD original y los archivos Mp3 que encontramos en Internet.

    ResponderEliminar
  26. Si el genio del blog me concediese tres deseos, uno de ellos sería que todas las personas con pérdida auditiva pudiesen disfrutar de la música...
    Desde luego que sus efectos positivos sobre las personas están mas que demostrados. Me pregunto si  se habrán estudiado los efectos de su privación en el ser humano. Seguro que haberlos haylos, además de ese sentimiento de frustración, tristeza o cabreo que comentas.
    Pero en esos momentos quizá lo mejor sería pensar en todo lo positivo que has podido conseguir con el implante hasta ahora y darle la vuelta a esos sentimientos/pensamientos negativos para fomentar tu capacidad de superación.
    Y aquí me viene a la cabeza la palabra "resiliencia" que tu mismo nombraste hace poco en el post 1010 como una de las tres "resi".
    Así que a darle una patada a ese efecto DAMM (desestabilizador aleatorio de los mejores momentos)
    Mucho ánimo!!!

    ResponderEliminar
ATENCIÓN: Antes de publicar un comentario, resaltar vuestro texto y copiar por si se pierde, cosa que pasa con frecuencia en loputo blogger