jueves, 30 de abril de 2009

Día 108. El vasito global

Mi interpretación del mundo y las personas se representa gráficamente con este vasito (foto: PepeStock, o sea, yo mismamente).
Seguramente no he acertado con las proporciones pero me viene muy bien para explicar la Pepéfora que tengo en la cabeza (y hasta que no la suelte no paro).

Por mi trabajo en ocasiones tengo que relacionarme (o eso intento) con gente adinerada. En ocasiones muy adinerada. Quiero matizar antes que nada que esto no pretende ser un manifiesto hippie ni nada por el estilo, simplemente mi visión del mundo.
Para mí existen dos tipos de ricos, y ambos estarían en la parte del aceite del vasito, o sea arriba.
Por un lado, los burgueses (que ya nacieron con un pan bajo el brazo) y los nuevos ricos (ganadores de premios de lotería o herencias, o simplemente que consiguieron un buen puesto de trabajo y tienen nóminas cienmileuristas).
De los primeros tengo que decir que, aunque anden metidos en sus negocios por lo general, o al menos los que yo conozco, no son malas personas (incluso algunos andan en causas humanitarias). A estos los respeto y ni siquiera les tengo envidia. Ni a sus cochazos, ni a sus casazas, ni a sus yatazos, y mucho menos a sus desicionazas de tener que despedir a 1000 familias de sus empresas por la crisis del sector.
Considero que, mal que nos pese al resto, tienen su rol en esta sociedad, y nos dan trabajo a los que somos del grupo del agua, o clase media (que, según estadísticas, somos casi la mitad de la humanidad). Dos mundos diferentes que no nos mezclamos pero que en el fondo nos necesitamos.

En el aceite también estaría el grupo de los nuevos ricos. Otra extirpe. Se han encontrado con el lujo de golpe y derrochan su dinero para ser "lo más". A estos tampoco les tengo envidia puesto que son tan pobres que solo tienen dinero (pobres ricos). Eso sí, dan un poco de rabia.

En la parte de abajo, los posos, están los pobres de verdad, gentes sin recursos, muchos de los cuales no pueden, ni podrán nunca, subir en este escalafón.

A pesar de la división, afortunadamente, ser feliz no depende del grupo en el que estás. No es feliz el que más tiene sino el que menos necesita. Y la mayoría de enfermedades no respetan clase social.

Y todo esto para prologar la siguiente nérdota:

La semana pasada asistí como técnico a una convención de un grupo líder de cosmética cuyo nombre no puedo decir. En un momento dado tuve que hacer uso del lavabo (vamos, que tenía pis). A los pocos minutos de ir tuvo que usarlo el presidente de esta compañía, un señor con una nómina muy parecida a la mía (seguramente son del mismo color).
Y los dos miccionamos en el mismo Roca.

Con esto quiero decir que, en el fondo, todos somos iguales y terminaremos en el mismo sitio, aunque el mármol de la losa de unos sea de Carrara y de otros Silestone.

Y ¿qué más da? Total, no te lo vas a llevar al otro barrio !

PS: Casi me llevo dos ossstias de Lucía por gastar el aceite pa mis "tontás". Normal.

8 comentarios :

  1. Lo del vasito global, me recuerda a algo que dijo el Dali lama:
    Jugamos con nuestra salud con el propósito de ganar dinero, que al final de nuestras vidas ,tenemos que pagar con dinero para ganar salud.
    Pienso que se puede disfrutar de la vida, y creo que tú estás disfrutando en este momento con este blog que no hay yate ni cochazo que lo pague.
    Sé tú mismo.

    ResponderEliminar
  2. Lo mejor es disfrutar de lo que tienes i vivir no por ser mas rico eres mas feliz.!!!!
    Bueno puede que si jajajajajaja.!!!!

    ResponderEliminar
  3. Pepe por cierto que el aceite està muy caro y las ossstiasss estàn baratas!!!!

    ResponderEliminar
  4. Bueno, no se es más feliz, pero ayuda. Dicen. Pero rico tampoco. Yo no sé que voy a hacer con la pasta cuando sea famoso por mi invento "grooom", que tengo aparcao. Ya sé, mariscada para todos. Condoscojines !!!! jajaja
    Molt bona niiiiit
    Google dice: hubards (hubards que bocazas soy)

    ResponderEliminar
  5. Para cuando la mariscada?????? Yo te vendo el marisco.... que para eso tengo el negocio!!!! jejejeje

    ResponderEliminar
  6. Lourdes, recuerda, seré rico, el marisco no tendré que comprarlo yo. Pero exigiré en el restaurante de 7 tenedores donde estemos que te lo compren a ti, jajaja. No les hagas buen precio, que por passssta no será, jajaja

    ResponderEliminar
  7. juasssssssssss!! como mola lucia!! dale dale!!! en la cocorotaaaa!!!!
    Que buena pepetafora nen... me ha encantao mi definición de rica de siempre (juasssss!! :-P), no en serio, mancantao.. por cierto... lourditas, ya sabes k yo no puedo comer marisco (kputadaconlokmegustajoderconlaintoleranciaalimentariaaaaaaaaaaaaa), pero un buen besuguín....

    Apunta: viumn... viumndo tu blog me pepsordiso un web!!!

    ResponderEliminar
  8. Presente !!! Ah, crei que preguntabas por un buen besuguin :-p

    ResponderEliminar
ATENCIÓN: Antes de publicar un comentario, resaltar vuestro texto y copiar por si se pierde, cosa que pasa con frecuencia en loputo blogger