lunes, 27 de agosto de 2012

Día 1321. Maldad.

Estoy enganchao, para variar, al tercer libro de la saga del inspector Dave Gurney, "Deja en paz al diablo".

En esta tercera entrega, John Verdon cruza en la vida de Gurney el caso sin resolver desde hace diez años de un detective en serie, apodado irónicamente "el buen pastor", que asesinó a sangre fría, de un tiro en la frente, a 6 víctimas escogidas, en principio, al azar.

Como en muchos de los 73 libros que he leído en mi etapa de cocleata estoy impaciente por acabarlo.

Creo que esta ansiedad por terminarlos se debe a un interés en que encierren al malo, o en el mejor de los casos, que ya pasa, la palme en las últimas hojas, y yo duerma feliz por ello.

Estos libros, aúnque con asesinatos por medio, acostumbran a tener este final feliz, y si no es así es porque hay intención de seguir el relato en otro libro. Y acaban comiendo perdices. Es algo que se sabe desde el principio como cuando fui a ver Titanic.




Esta mañana nos hemos levantado con la tristeza en el cuerpo al saber los resultados de la investigación por los dos pequeños desaparecidos desde hace un año en Córdoba, Ruth y José, de 6 y 2 años.
El corazón se nos ha encogido a muchos con la noticia de que fue el padre de los niños, José Bretón, quien los incineró en su finca de Las Quemadillas.

He buscado insultos para describir a este supuesto asesino, y no he encontrado ninguno a la altura de este representante del diablo. Me he quedado con "hijodelagranputa". Soy consciente de que la madre no tiene ninguna culpa, es más, si hubiera sabido lo que haría su hijo de adulto, hubiera abortado, seguro.

Así que lo siento pero me quedo con "hijodelagranputa" por su fuerza, da igual lo que diga, lo que cuenta es la intención, como cuando quiero que Pumba se quede quieto en la calle, da igual que le diga "para", "quieto" o "Pumba", él entiende por la forma que tiene que parar.

Y la intención con la que nombro a unos de los seguidores del "hijoputismo" cubre bastante el odio que siento por este hombre.

Como hace el inspector Gurney en el primer libro, he buscado imágenes de José Bretón padre (padre hijodelagranputa) en Google para buscar la maldad en su rostro. No te lo recomiendo porque te encontrarás fotos de los pequeños que te partirán el alma con sus inocentes caritas.

He estado mirándolo fijamente a este hijodelagranputa y en algunas he visto al maligno.

Es en estos días cuando doy gracias a dios. Y aunque siga sin creer en obispos y papas de anillos de oro, agradezco al cristianismo y otras religiones la difusión de la bondad, de la ayuda al prójimo y sus mensajes de amor y paz.

Si no fueran por estos movimientos en favor de lo bueno, los malos camparían a sus anchas por este mundo, que no está preparado para lo siniestro, gracias a dios. O buda. O quien sea.

Lástima que la realidad no es como los libros de novela negra, que si los lees rápido atrapan antes al asesino.

Y, en el mejor de los casos, la palman.

Mira que hay gente mala para plagarlos de enfermedades terminales.

Ahí es donde fallan los dioses, en el reparto.

15 comentarios :

  1. Y ojalá se pudiera reescribir la historia y cambiar el final... :(
    No puedo pensar en algo coherente que decir, más allá de los insultos que se me ocurren al pensar en alguien capaz de hacer algo así a dos niños pequeños (o a cualquier ser vivo).

    ResponderEliminar
  2. Yo lo leí en la mañana y más que centrarle ya la atención al Bretón pensé en la madre, ¿cómo seguirá su vida sin sus pequeños ahora que sabe lo que pasó?, cuando todo este tiempo si alguien tenía esperanzas era ella en primer lugar, qué dolor inmenso para ella, sus chiquitines, por mucho castigo que le den al padre ¿a ella qué/quien le dará consuelo? que también falla el reparto.

    ResponderEliminar
  3. Pasmada me quede al leer la noticia, a pesar de que ya se veía venir un final triste, no entra en la cabeza que nadie y menos un padre pueda hacer semejante salvajada, solo un monstruo puede hacer esto... espero que los pequeños no sufrieran.... se me encoge el corazón al hablar de ello

    ResponderEliminar
  4. No hay justificación alguna ante una barbaridad (presunta) como la que se ha mostrado en Córdoba.

    Al parecer, no fue un acto espontáneo. Fue premeditado, pensado, preparado y ejecutado hacia unas personitas inmaculadas que empezaban a vivir...

    No hay palabras. Solo espero que cumpla los 40 años que le van a tocar en la cárcel y que la justicia se aplique como todos esperamos y sin beneficios carcelarios.

    ResponderEliminar
  5. Muy guapas las de Castefaaaa

    (los tios, menos...)

    ResponderEliminar
  6. Por cierto, soy uno más de los que se ha reincorporado al trabajo esta semana.

    Cada vez resulta más pesado volver, pero no me quejo, pues al menos, vuelvo...

    ResponderEliminar
  7. hoy hace 1 año que estamos sin Carmina, mi mama!!! le e dedicado este post:

    http://eltrasterdelesnoticies.blogspot.com.es/2012/08/365-dias-1-sin-ti-una-autentica-tortura.html

    todo aquel que quiera decir algo sera bien recibido.

    ResponderEliminar
  8. Gracias por pasar por el blog a compartirlo, Menchu. Allá voy a leerlo...
    Quiero que sepas que por aquí seguimos echando de menos a Carmina y siempre estará viva en nuestros corazones. Su brujita siempre está con nosotros, no nos olvidamos.
    Un beso muy muy grande para ti.

    ResponderEliminar
  9. Gracias por compartir tus sentimientos, Menchu. No creo que tengas a tu mama muy lejos...

    ResponderEliminar
  10. Un abrazo muy fuerte a Menchu y su familia.

    no hay palabras para describir ha un bicho tan despreciable, que les hace eso a unas criaturas.

    ResponderEliminar
  11. Gracias Menchu... un abrazo muy fuerte!!!!

    ResponderEliminar
  12. Fiesta pijama de 2 días, playuchi, piscina, helados y muchosss gritos ejejje... 5 niet@s, 7 hij@s, 3 mamas y una abuela.. ¿cuantas personas son en total???? ;-)
    Nos vemos el viernes.....

    ResponderEliminar
  13. Muchas gracias por vuestras palabras, y no se merecen las gracias vuestras, ya que para mi madre vosotros erais muy importante en sus ultimos meses...
    ya se que no hablo mucho por aqui, pero es por los recuerdos que me trae, aun asi de vez en cuando me paso a leeros y me rio con vosotros, aunque no escriba.
    pero os prometo que cuando coja fuerzas volvere por aqui, ya que a mi madre le hubiera gustado.
    el detalle de la brujita lo venimos viendo desde que se puso, y nos encanta ver que sigue ahi, con todos vosotros.
    gracias de nuevo.
    besos.

    ResponderEliminar
  14. Jelou,

    Nuestra Carmina nos ha dejado un tizón encendido en el corazón y los recuerdos que no se pueden apagar ni con las aguas de un río, como dice la canción.
    La extraño también, sus carcajadas, sus conciliaciones (a ver si viene Solé y recordamos ese día donde nos estabamos agarrándo del chongo y Carmina nos hizo de referi), sus reflexiones, su todo.

    Gracias Pepe por dejarnos su icono en el blog, ella aunque nos vayamos a dormir, a currar, a lo demás, aquí está con nos.

    ResponderEliminar
  15. Porakí te esperamos Menchu. Espero que tu también vayas mejor. Cuídate.

    Referente al post, y dejando a un lado un millón de "palabras malsonantes", yo no puedo dejar de pensar en el sufrimiento de por vida que este desgraciado ha dejado en la madre de estos dos pequeños... Todo mi cariño virtual para ella y su familia.

    La Justicia tal y como la conocemos en este Sistema que hemos montado siempre se quedará corta ante hechos así.
    Que la vida se encargue de hacer justicia... pero de la de verdad.

    ¡Abrazos para todos!

    ResponderEliminar
ATENCIÓN: Antes de publicar un comentario, resaltar vuestro texto y copiar por si se pierde, cosa que pasa con frecuencia en loputo blogger