martes, 22 de noviembre de 2011

Día 1044. Teorema de los qués.

Hoy he dado la dirección de este LOPB a dos futuras seguidoras de esta tu peich.

Al explicarles qué es "cocleados.com", les he apostillado (que no es una palabrota) que para no decir "persona humana que lleva en su orejo un implante coclear" que suena mú largo, me inventé el palabro "cocleado", con su derivación en pepeñes "cocleata" (más cordial y juvenil, y que rima con cubata).

He tenido tiempo hoy (que chuette) para pensar lo especiales que "semos" y lo difícil que es tratarnos.

Al no ser sordos (sólo de noche, como Lobezno, pero con menos uñas... algunos) muchos son los que se creen que oímos normal como ellos, ya que respondemos a lo que se nos dice. O aparentamos hacerlo. O sabemos poner cara de que parece que entendamos. O no sabemos poner cara, ni hacemos por aparentarlo, ni respondemos a lo que se nos dice. Un caso extremo que también se conoce como "pasotas".

Estas situaciones ya confunden al personal circundante (que es otro palabro).

Si no hemos entendido lo que se nos dice, soltamos el primer "qué".

El primer "qué" es interpretado de diversas formas. Es un "qué" popular y frecuente, que usan muchos normoyentes simplemente porque no han oído. Curiosamente, aquí en Catalonia, en muchos casos, si te hablan en catalán, al primer "qué" te cambian al hispano, llámalo complejo histórico, sin ánimo de polemizar. O respeto, que también.

A partir de los siguientes "qués" empieza el acojonamiento del recipiente, o sea, de la persona que lo recibe (no el recipiente de cocina, o "cazo") y el no saber qué hacer, ya que en ninguna asignatura de la ESO, ESO lo enseñan (pero sí los reyes godos, jatetú).

A muchos se les cambia la cara, sobre todo cuando sigues soltando "qués" y se les pone esa risa nerviosa de "por Dior, que alguien me salve y diga algo", sin que a su cerebro llegue la orden "¿y si se lo digo de otra forma?".

Yo en estos casos recomiendo darlo por entendido, a no ser que te deba algo y quieras putearlo.

Y luego, naturalmente, están los que siguen y siguen hablando sin escucharte un sólo "qué".

A estos, sólo recomendarles un otorrino.



38 comentarios :

  1. ¿y cómo se llaman esas futuras seguidoras?
    que se manifiesten, jeje.

    ResponderEliminar
  2. No creo, Paloma, serán transparentes. Es lo que se lleva...

    ResponderEliminar
  3. ¿qué??

    Bueno, ¿eso sería un axioma, no? (que serán transparentes)
    jeje.

    ¿Mi Chema onde andará?
    Da 3 golpes si sigues ahí.

    ResponderEliminar
  4. A muchos se les cambia la cara, sobre todo cuando sigues soltando "qués" y se les pone esa risa nerviosa de "por Dior, que alguien me salve y diga algo", sin que a su cerebro llegue la orden "¿y si se lo digo de otra forma?". --> también cabe enseñarles y en vez de Qué, decirles "oye dímelo con otras palabras que esas no las pillo" :P ten en cuenta precisamente eso que nadie nos enseña la mejor forma de actuar en esas circunstancias y si nadie nos enseña... pos igual nos quedamos no? y por probar... no se pierden más que un par de qués jeje...

    Bienvenidas sean transparentes o parlantes :)

    A mi me has recordado con lo de "sin que a su cerebro llegue la orden 'y si se lo digo de otra forma?'" a los cursos a los que asistí de Lengua de Signos, impartidos por una asociación que creaba alternativas al botellón. Lo que ocurría es que si bien ellos nos traían un profesor de Lengua de Signos... el profesor era sordo, y parece que tampoco se les ocurría que pudiera ser. Así que alguna vez picaron a la puerta al venir a traer algo para la clase, llámalos lumbreras. Y cuando al hombre se le ocurrió, "vamos a dejar la puerta abierta y que así lleguen entren y se presenten" asomaban la nariz y le llamaban tímidamente por su nombre. Obviamente los que asistíamos al curso le hacíamos seña de que estaban ahí pero a veces te daban ganas de dejarlos indefinidamente a ver si se les iluminaba la bombilla... ejem...

    ResponderEliminar
  5. A mi en el trabajo me sucede casi a diario que a mi primer "queeé" el interlocutor y el de al lado me repiten a la vez el palabro o frase que no he entendido.

    Entonces manifiesto mi segundo "queeé", pues dos voces a la vez...vaserqueno... Si se repite la respuesta coral.... es cuando le indico al "quesemeteporenmedio" que, por favor, deje que el primer interlocutor me repita el palabro o frase despacito y a ver si hay chuette...

    Generalmente, funciona salgo airoso de estas situaciones (siempre y cuando el ruido ambiente sea soportable...)

    ResponderEliminar
  6. Buenaaas.
    Opinión de una normoyó... para los nuevos visitantes, en pepeñés, idioma genuino del  autor, sin problemas de audición:

    Una buena forma de hacer algo más amigables los "qués" y mejorar de alguna manera la situación, podría ser, siendo asignatura obligatoria en los colegios, enseñar a todo quisqui cómo se debe tratar, básicamente, a las personas que viven con una discapacidad. De la primera a la última. Sería más fácil para todos. Aunque quizá el sistema educativo actual lo contempla, no sé, en mis tiempos no. Más campañas de sensibilización para los que no estamos en edad escolar, también. Hace falta una mayor comprensión del problema, y por supuesto, no anular o menospreciar a la persona. Deberíamos tomar conciencia de que algo así también nos podría pasar a nosotros. Ponernos en el lugar del otro que se dice. Además de enseñarlos herramientas y "trucos" para interactuar mas efectivamente con la discapacidad, y hablo de todas. 

    Y ya puestos a ayudar, principalmente, colaborar y fomentar todas sus capacidades, que seguro son muchas, y siempre desde la comprensión, el cariño y el respeto.

    ResponderEliminar
  7. Una lástima que Pepe no haya salido elegido en las elecciones... Cachiiis!

    ResponderEliminar
  8. ahora que mencionamos lo de los ¿qué?, aquí no se usa así, o bueno, yo no la uso, lo que sí digo es ¿cómo?
    abreviatura de ¿cómo dices?, perdón?

    vamos, que resulta un poco más formal, "educado", pero bueno, se entiende que sí hacemos una pregunta, ya sea ¿qué? o ¿cómo? cuando algo no entendemos.

    ResponderEliminar
  9. Ja,ja,yo tambien digo COMORRRRRRRRRRR!!! ( Paloma,es de chiquito de la calzada,un humorista aqui en espain)

    A mi me encanta cuando me engancho en una palabra y digo,que? Y me contestan igual de mal.A lo que va otro que? y asi me puedo tirar hasta mañana, y por dentro dijo cjnes tan dificil es decir un SINONIMO!!!

    Depende con quien hables le dices por favor me dices un sinonimo,a lo que te coontesta que? cualo? No hay solucion.

    ResponderEliminar
  10. Qué dices, Pepe? Qué?
    Lo malo que tiene esa expresión es quer también es utilitazada por los normo-oyentes (que no normo-escuchantes)
    Últimamente no los repiro mucho. Como mi ámbito social es muy reducido últimamente, si tengo que repetir el "qué" me mosqueo y paso de todos. Sin disimulo, además. Suele funcionar.

    Si es que no tenemos remedio.

    ResponderEliminar
  11. Bon dia! Ahora que en las empresas forman para todo, al menos en las grandes, y que dan cursos desde "acoso sexual" hasta "como mandar y que te obedezcan", también podrían dar cursos de sensibilidad y empatía con las personas con dificultades sean auditivas, visuales, de movilidad etc, y serían bienvenidas estas informaciones pues es seguro, que la gente no nos sabe tratar (hablar) porque nadie les ha enseñado. Yo noto fácilmente cuando una persona que acabo de conocer, tiene un familiar, un amigo o un conocido con dificultades auditivas, pues ni me grita, ni me habla en "indio", ni gesticula que hasta da miedo... habla claro, tranquilo y sin prisas, siempre acierto cuando pregunto: ¿tu conoces a alguien con dificultades para oir verdad? siempre me responden que si, por tanto, falta información como en todas las cosas.

    ResponderEliminar
  12. Holaaaaaaaaaaa

    Comenzamos el día con sol y una noticia agradable:
    Proyecto D.I.M.E.

    Afortunadamente, hay gente que se esfuerza.

    Buen día

    ResponderEliminar
  13. Bondiaaaaaaaaaaaaaa (hoy si, con sol, por fin)

    Interesante Chu, aunque estos son peor que yo con las siglas: D.I.M.E. (Desarrollo e Innovación Multiplataforma Especial)

    D.I.M.E., puedo oirte (una pepechapa)

    ResponderEliminar
  14. Buenos dias,

    Aprovecha el solet que aqui ha empezado con sol y ya esta nublandose.Se avecina tormenta,jooooooooo!!

    ResponderEliminar
  15. Que no es lo mismo que se atormenta la vecina, jajaja

    ResponderEliminar
  16. Buenos días !

    Los "qués" no los utilizo a menudo, solo en la intimidad jiji.., con desconocidos en la calle, o amigos prefiero "perdón" o "comorrrr".

    Estamos a años luz de que los normoyentes aprendan a tratar y hablar con un sordo o cocleado, a no ser como dice Sílvia, que ya conozcan la problemática. Falta de interés ¿? Incluso los médicos pasan de hablarte. Esta semana hemos estado en el hospital varios días con mi padre y a algún médico le pedía que me hablara más despacio, le explicaba que estoy implantada bla, bla, pero pasaba de mi y miraba a mi marido.

    ResponderEliminar
  17. Marga, eso que dices de los medicos es pa matarlos.El otro dia fui con mi hijo y a pesar de decirle todo la historia mia,SOLO se dirigia al niño(9 años) y le explicaba a él muy despacio y vocalizando todo lo que tenia que tomarse.
    El niño con cara de poker y yo mas aun cuando veo que el tonto de turno ni me miraba.
    Pues que se fastidie que lo entendi todo,payaso.

    Y es que hay profesionales y no profesionales!!

    No se me ocurrio en ese momento pero hubiera estado bien que yo me saliese de la consulta y los dejara a los 2 solos.

    ResponderEliminar
  18. Bon día, por aquí lucia sol radiante, pero ahora la cosa se está poniendo gris.....

    Yo cuando no entiendo, digo ehh...y si voy al lado de alguien lo miro como decir help.... reconozco que yo tengo poca paciencia y suelo terminarla a los dos ehh y paso y hago cara de entender.. y si es en casa con los míos, encima me enfado jjjjj.. aisss los pobres que paciencia están teniendo conmigo, un monumento les tendrían que hacer... !!os quiero familia!!!

    ResponderEliminar
  19. Con 9 años y prefirió dirigirse al chavalito que ati Gemma ? Que fuerte ! pero si, los profesionales de la medicina son los que muchas veces tienen una falta de sensibilidad en éste tema (otros lo desconozco) que es para matarlos.
    Yo me acuerdo que hace años, cuando mi hija era pequeña, un pediatra que tenía la silla lejísimos de su mesa y hablaba flojito, y yo me iba acercando con la silla hasta que el me decía "señora, no acerque la silla"... le comentaba que no oía bien (ya lo sabía de otras veces)y entonces se dirigía a mi madre (que tampoco oía bien...) y mi madre se acercaba con la silla... y el Doctor le decía "señora, no se acerque con la silla".... imaginaos el cuadro, mi madre y yo dando "pasitos" con la silla p'alante, mi hija quietecita en su silla, y el Dr. alejándonos no se si por miedo a los microbios.... Jamás conseguí ni que me hablase nás claro, ni que me dejase acercar más la silla... cambié de pediatra.

    ResponderEliminar
  20. La verdad que no estaría nada mal, que desde pequeños en los colegios, hubiera una asignatura de entendimiento para las discapacidades, así concienciar a la gente del tema. recuerdo un programa que hicieron por la tele, en el cual se veía con las dificultades que tenemos la gente con alguna discapacidad, para desarrollar el trabajo, igual más programas de estos o anuncios que que explicaran como tratar a la gente y que no nos miraran como bichos raros... !!No srs no soy tonta, me puede hablar a la cara, que yo hago el esfuerzo de enterderlo si usted lo hace al hablarme!!!!!!

    ResponderEliminar
  21. Por cierto, no me gusta usar la palabra tonta, perdon......

    ResponderEliminar
  22. Gemma y Silvia, me parece super fuerte lo que termináis de contar.... buena opción la de cambiar de pediatra.... y encima denunciarlo por falta de ética...

    ResponderEliminar
  23. A mi me paso con el anestesista del preoperatorio,
    yo iba con mi hija, y la segunda vez que le hice repetir lo que me preguntaba, y eso que la hoja decía claramente para IC, pues eso se dirige a mi hija y le dice, es que tengo dolor de garganta y no puedo hablar fuerte, y yo como lo entendí, le dije:
    No es necesario me grite, solo que tenga la delicadeza de hablarme a la cara en lugar de mirar la pantalla del ordenador y entonces todos nos entenderemos.....

    Se quedo con una cara...
    Yo no me callo una..... eso lo tengo muy claro.. y mas si son profesionales de la salud, que es su deber entender al paciente...

    P.D. menos mal que no me toco este anestesista ;-)

    ResponderEliminar
  24. Gracias Chumari por la información!!!!!!!

    ResponderEliminar
  25. A las buenas.
    Contaré una nerdotilla que me ocurrió ayer, de estilo Kafka, de esas que no sabes si reir o llorar, o todo lo contrario.
    Me encontraba en la sala de espera del consultorio médico de la Seg. Social para resolver un asuntillo de lío de recetas; que con eso de la crisis, la Sanidad ha implantado el “low cost” en todos sus procesos tan radicalmente que pasa lo que pasa.
    En eso que me aborda el parejo de la pareja de mediana edad de apariencia bastante aceptable que sentaba a mi lado:
    -Oiga, ¿qué es eso? (Fijénse en la finura y la educación del abordaje)
    -¿Esto?. Un télefono móvil, creo yo. (Estaba yo jugando con el “esto”, para matar el rato).
    -No,no. Lo que tiene en la cabeza.
    -Ah, bueno, es un implante coclear.
    -¿Un...qué?
    -Como un audífono, pero más sofisticado, que se implanta cuando los audífonos ya no son suficiente para escuchar.
    -¿Y eso servirá para “mi ella”?
    -¿Mirella es su mujer?.
    -No se llama Mirella, se llama Adoración. No oye. Está como una tapia desde hace años.
    La saludo con la mano, pero ella miraba con los ojos de par en par como si la acabaran de dar un susto. No me dice nada.
    -¿Pero le ha tratado algún especialista?.- le pregunto
    -¿Para qué?. Si ella está sorda es que está sorda. Los médicos arreglan lo que tenemos estropeado, pero lo que está muerto no tiene arreglo.
    Me quedo alucinado: ¡Madre mía! ¿De dónde salen estos?
    Vuelve el parejo al abordaje:
    -¿Dónde lo compró? ¿Aquí o en extranjero?
    -No lo compré. Me lo pusieron en un hospital de Valencia a través de la Seguridad Social.
    El tío me mira con cara de guasa
    -Oiga, no me tome el pelo que uno de la familia lleva un sonotone que le costó una pasta.
    -Esto no es un sonotone. Ya le he dicho que es un implante coclear.
    Me quito el mp7 para enseñárselo y me dice algo que no oigo. Me lo pongo otra vez.
    -¿Decía algo?
    Se me queda mirando perplejo y dice:
    -¿Pero no oye si se lo quita?
    -No, también estoy sordo de los dos oídos.
    -¿Y cómo se queda enganchada esa cosa redonda?
    -Es un imán y dentro de la cabeza hay un pequeño aparato electrónico que sirve para que el imán se quede pegado y para que pase una pequeña corriente eléctrica que permite que el sonido llegue al cerebro.
    Llegado a este punto, la cara del parejo era tal como si hubiera visto un fantasma. Yo ya me estaba preguntando si valía la pena entrar en tanto detalle técnico. Me espeta de nuevo:
    -¿Hay que pasar por quirófano?
    -Sí, para poner la parte interna.
    -No entiendo nada. Su sordera no es como de ella.
    -Bueno, caballero, hable de esto con el médico y le orientará mejor que yo.- le respondí ya cansado.
    -Ni falta hace. “Mi ella” no necesita un trasto de esos. Aquí todos van con trucos de mago para jodernos los duros y luego dicen que la crisis viene del extranjero.
    Me levanté y me fui a la otra punta del consultorio

    Como digo, pura escena kafkiana.

    ResponderEliminar
  26. jajaja, me río pero es triste. Parece de película de Martínez Soria.

    ResponderEliminar
  27. Muy bueno el relato Enrique !! Lo has explicado con mucha gracia, pero la verdad es que es muuuu triste, cuanta ignorancia por Diorrr !!

    ResponderEliminar
  28. Enrique... esos acababan de llegar de la España profunda, se ve que aún queda.. madre mía que cuadro...

    Yo estoy con MariYou en que esta concienciación se debería hacer desde los colegios, con los niños. Y antes de que les influyeran los prejuicios de los adultos... Luego ya mucha gente es más cerrada y no hay manera.

    Y sigo diciendo que otro problema es que el implante coclear apenas se conoce, la gente conoce al sordo que sabe lengua de signos y que va con un intérprete y cree conocer al que no sabe lengua de signos y lee los labios. Por lo que contáis está claro que en cuanto os ven con otra persona la toman por el intérprete (o familiar que hace las veces de intérprete). Y también os doy la razón en que hay poca sensibilidad. A veces me cuesta entender eso, que tampoco cuesta tanto hablar de frente y vocalizando, que te puedes despistar y acelerarte y que te lo tengan que recordar? sí, que lo hagas por sistema... no lo entiendo :(

    ResponderEliminar
  29. Pobre "pareja" encima de la sordera tener que aguantar al parejo ese... porque tela....

    ResponderEliminar
  30. Que bueno Enrique ,me has hecho reir desgraciadamente con el doble problema de la mujer,su sordera y el cazurro de su marido( no se que es peor).

    Que pena que la tratara asi,como un trapo sucio que ya no vale, pero supongo que la ignorancia es la madre de todos los males.

    Y lo de la silla palante y la silla patras de Silvia tambien es para mear y no echar gota.
    Aunque en esos momentos te entra una mala milk que los matarias,pues luego te ries, pero a veces es para hacer una reclamacion al personal.

    ResponderEliminar
  31. Desde luego, si te encuentras con un tipo como el que dice Enrique, sin duda lo mejor es hacerse el sordo. Menuda tropa.

    Creo recordar que alguien comentó por aquí, que al ir al médico acompañado y el galeno dirigirse, naturalmente, al acompañante, el enfermo hacía lo mismo: contarle sus penas a su acompañante para que ése se las soplara al médico.

    Buena medicina, desde luego.

    ResponderEliminar
  32. Jelou,
    Quique, eso me sonó a pelicula pero de Almodovar (que no me gustan, ni entiendo), sólo faltaba la Pé saliendo disfrazada de enfermera para conducirte con el doctor, y el parejo quedándose a decir a los demás pacientes en espera: "ese es un espía del este (refiriéndose a Quique) me quiso convencer que era sordo, pero nada, ahí trae una cámara en el oido, de esas modernas, cuidado con lo que dicen porque dice que también es un microfono".

    ResponderEliminar
  33. Buenas noches
    Enrique... me dejas mudo (yaaa, sobran comentarios hostiles), pues en este tu caso deberias de haber practicao "a palabras incoherentes emitidas por labios disonantes..trompas de eustaquio en estado semialergico".
    Pero en serio, que pena de gente asi.
    Y ahora va de consulta.
    He estao mirando precios para la pastillita del Zephyr, en G..sale a 8€ la tirada(una), creo recordar que alguno de vosotros lo habia pedido por internet y salian mas baraticas.
    Tendreisss la amabilidad de recordarmelo onde la encargasteis y a cuanto salian?
    Graciasss.
    Saludetes.
    PD Y no me salgais con un Queeee?,es la pastilla secaora que se mete dentro del aparatito secador de los emepesietes.

    ResponderEliminar
  34. Sí, claro, aquí la tienes: 3 pastillas, 8 €
    pastillas

    Está en Miscelánea y productos de mantenimiento.
    El idioma inglés se pone arriba a la derecha en un desplegable. Gastos de envío aparte. Yo voy a pedir un día de éstos

    ResponderEliminar
  35. Hola a todos, me he reído mucho con la historia de Enrique. Se que nos ha pasado a todos alguna véz!
    En este mundo, encuentra uno de todo: los ignorantes, los que ponen cara de lástima, los mete patas, los preguntones, los metidos etc.etc.etc, mejor dicho paciencia, paciencia, paciencia.

    ResponderEliminar
  36. Por cierto, hoy he estado en GAES recogiendo mi nuevo procesador (y van...), más de 40 días después, y debían regalar algo, porque había otros 3 niños implantados pululando a gritos por ahí. También les he comunicado de manera un poco áspera , creo yo, que el procesador de sustitución no funcionaba bien. Menuda tropa.
    En fin. Mañana a terminar la repro, ya que la dejamos a medias la semana pasada. Debo mejorar, porque últimamente era un Quéeeeeeeeeeee? continuo, grrrrrrrrrrrrr

    ResponderEliminar
  37. Por cierto olvidé comentar que si a un sordo con intérprete le hicieran eso, hablar al intérprete, también le sentaría fatal. La diferencia es que ahí es el intérprete el que suele poner orden y decir que el sólo es intermediario y que al hablar debe dirigirse y mirar a la persona sorda...
    Anécdotas que me contaba la intérprete de dos alumnos que tuve, que le sorprendía que yo no hablara hacia ella al principio.. :)

    ResponderEliminar
ATENCIÓN: Antes de publicar un comentario, resaltar vuestro texto y copiar por si se pierde, cosa que pasa con frecuencia en loputo blogger