lunes, 14 de noviembre de 2011

Día 1036. El Gran Ricky

Al jóven Ricardo Vargas no le gustaba la venta ambulante.

No se le daba mal vender en el mercadillo pero ya de niño destacó por otras habilidades.

En los tiempos muertos en que no había un alma por las calles a quien intentar vender 3 pares de calcetines por 5 duros, se entretenía haciendo trucos de cartas a su hermano Antonio, algo más pequeño y su más ferviente admirador.

Lo que ahorraba y lo que sisaba a sus padres se lo gastaba en material de ilusionismo. Se iba a la calle Princesa, a la mítica tienda "el Rei de la Màgia", donde nada era lo que parecía, y salía cargado de los más variopintos artilugios.

Los amigos llamaban a la puerta de su casa para pasar una tarde alegre, pero él prefería entrenar, porque el buen mago se hace a base de practicar y practicar cada uno de sus movimientos con precisión milimétrica.

Una fiesta de barrio le dio la primera oportunidad de mostrarse en público, su primer show. Eran cuatro gatos y un montón de críos. Mejor así. Salió airoso, que ya era mucho.

Tablado a tablado adquirió experiencia. Se puso nombre artístico:
El Gran Ricky.

Para los grandes trucos necesitó una bella ayudante, que encontró en su prima María.

Como el roce hace el cariño, y ellos debían rozarse mucho, saltó la chispa. Y se casaron. Fue una ceremonia rápida porque esa misma noche tenían que actuar. El lleno de la plaza y los aplausos fueron el mejor regalo de boda que pudieron tener.

María quiso tener hijos, pero Ricardo no. Eso supondría quedarse sin ayudante demasiado tiempo, y luego les complicaría viajar. María asintió.

Pero cada mes que pasaba, María aumentaba su tristeza y la sonrisa que mostraba en los escenarios se notaba cada día más forzada.

Y para Ricardo fue el inicio de sus dos grandes errores. Empezó a beber y a gastarse lo que ganaban en el juego.

Cierto día, en pleno show, el exceso de alcohol lo volvió torpe y se le vio el truco. María le recriminó en el camerino que debía dejar de beber y Ricardo le partió el labio de un puñetazo.

Ese día perdió lo mejor que tenía: su esposa. María le abandonó y empezó el declive.

No encontró otra ayudante y tuvo que eliminar trucos de su repertorio.

Los niños se reían de él, porque fallaba más que acertaba. Se hundió en la miseria. Vivía de pensión en pensión y alguna vez tenía que pedir por la calle.

Ahora anda por los vagones del metro, con un carrito portátil con algunos sencillos trucos, sin complicarse la vida.



Yo iba sentado, leyendo, cuando a mi derecha oí música a todo trapo. Lo que quedaba del Gran Ricky había encendido el altavoz con la música que le acompañaría.

No conseguí saber qué era lo que sonaba porque me resultaba estridente, y me quité el mp7.

Ricky, mientras se tambaleaba incluso con el tren parado, iba haciendo aquella magia sin complicaciones, propia de Borrás.

Cogió una cuerda flácida y la puso tiesa, ante la sonrisa picarona de alguna que pensaba enviarle al marido, a ver si lo entonaba.

La gente le miraba de reojo, porque la vista perdida de Ricky no invitaba a la participación.

Ofreció un boli gigante para que alguien escribiera sobre un cuento con ilustraciones en blanco y negro. Nadie se ofreció y tuvo que simular él mismo que pintaba encima, para convertir las imágenes a color.

Sacó una botella de agua aparentemente vacía y al volcarla sobre un vaso, éste se lleno. Le puso una cañita y ofreció a la gente para que bebieran, con el consiguiente gesto de repugnancia de los señalados.

Al tercer truco, los que antes miraban de reojo, volvían a jugar con su móvil.

Mientras recogía el baúl para irse a otra línea, sólo una chica le ofreció unas monedas.

Se le veía ilusionada.

De eso se trata el oficio de ilusionista, de transformar las mentiras en las más bellas realidades.



Esta última semana de campaña electoral, muchos intentarán hacer lo mismo.

Y a ellos, como al Gran Ricky, se les verá el truco.



23 comentarios :

  1. De la raya para abajo es verdad
    De la raya para arriba, no lo sé

    ResponderEliminar
  2. Rafael Arauz14/11/11 20:27

    Magnífica crónica amigo Pepe. Ya veremos qué nos depara el futuro con estos ilusionistas que esconden no pocas sorpresas bajo la manga y en sus sombreros de políticos de negra magia. Abrazos.

    ResponderEliminar
  3. Glòria de Barcelona14/11/11 20:41

    Hola familia ! Bueno el jueves pasado me quitaron los puntos y a dia de hoy no tengo ni un ligero dolor de cabeza, todo va muy bien, ahora solo falta ver que pasa el dia 15 de diciembre cuando coloquen el resto..... continuará. Por cierto me siento ya un poco mujer bionica, por que sera?
    Pepe: Ya puedes ir pensando en escribir un libro entre el post de hoy y el de cienca ficción cada vez vas a mejor!

    ResponderEliminar
  4. Carmen Conil14/11/11 20:48

    Pues no me importa mucho qué parte es verdad y qué parte es mentira, me importa la historia, con su ficción y su realismo, con su magia y con sorpresas, con ilusiones y tristezas..
    Bella historia...

    ResponderEliminar
  5. Jelou!
    vaya vaya, sí, aquí no hay playa -ayer con más razón extrañé a mi Carmina-, uno de esos excelentes post como todos, digo, que piden salir de tu genial pluma escritoril. Imaginar qué era ese indigente, mendigo, o artista callejero que llegó a nuestro vagón...
    Me recordaste la canción "el Gran barón", no sé porqué...

    ResponderEliminar
  6. Menudo relato, Pepe. Me parecía que estábamos en los 60, con la generación de Pepe Isbert, Tony Leblanc, y cía. No sé por qué, pero me has situado allí. Tal vez porque ya no se muy propio (¿no lo es?) de hoy en día. Estas cosas difícilmente nos llaman la atención. Estamos rodeados de espectáculo por muchas partes. Como las elecciones. Fíjate que la estrella de la campaña por aquí es quitarnos la posibiidad de tener un referendum oara una cuestión propia. Algo muy propio de los políticos que nos rodean. Hay quien ha dicho que con participar democráticamente cada cuatro años ya es bastante, que en medio les dejemos a ellos..
    En fin.
    Gloriaaaaaaaa!!!!
    Pues que va a pasar el día qt de diciembre, mujer: Oirás. Ni más, ni menos.

    ResponderEliminar
  7. Buenas noches
    Me ha puesto triston tu historia de hoy Pepe.
    Peeeero, a pesar de la mala fama que "tenia"
    (Gracias a Mercedes entre otras cosassss, he cambiao). Me acuerdo de la caja de Pandora que abrieron los financieros y de los males que actualmente tenemos en Hispania , y yo os digo.
    Aun nos queda como en la joia caja, una cosa:
    La Esperanza.
    Que no la perdamos
    Ademas porque tal y como estamos, que MAS nos puede pasar?.
    Saludetes.

    ResponderEliminar
  8. la historia de ricardo es la historia de muchos.... tenemos que salir adelante, no siempre sale bien todo, pero que haya que levantarse y volver a empezar....
    Gloria, felicidades, oirás,
    abrazos¡¡

    ResponderEliminar
  9. Bonita historia !!

    Lástima que no tenga un final feliz. Pero así es la vida. Unas veces en positivo cruiffero, y otras, en negativo vangalero...

    A mi me ha traido recuerdos de hace muuuuchos años, cuando practicaba juegos de magia (borrás) e iba alguna vez a mirar el escaparate de la tienda de la c/Princesa...

    ResponderEliminar
  10. Gloria, vas a oir y entender, pero que muy rápidamente.....

    Y para que vayas practicando (despues de la 2ª programación...) guárdate este enlace

    ResponderEliminar
  11. pepe tortosa14/11/11 22:53

    Pepe cada día te superas, de primera.

    pues si ahora están haciendo sus trucos para obtener nuestra aprobación, y luego viajes de lujo, hoteles con derecho a servicio de habitación( cuando no van sus señoras con ellos), pues bien nosotros apretando la correa que sus señorías tienen que vivir bien, mucho bla, bla, pero pocas nueces.

    KÑ el sorteo del 11/11/11, salio el día y el mes que nací y yo sin nº buaaaaaaaaaaaaa.

    ResponderEliminar
  12. Marce Colombini15/11/11 1:10

    Peeepeeeeeee!!!! qué buen relato, y sobre todo que magnífica capacidad de observación! Ver un hombre inestable en un vagón, que apenas logra captar la atención de los presentes, y "recuperar" esas bellas imágenes de una remota niñez!!!! Ahhhh! Me encanta!!!

    La raya no me interesa, yo creo que todo es verdad. De otro modo, no me hubiera conmovido.

    De ilusionistas dedicados a la política, y de políticos que intentan esconder el truco, los argentinos podemos dar cátedra!

    Gloria, FELICITACIONES!! Ya falta muy poco para que se destape la cápsula del silencio!!

    Jordi, qué buena ocurrencia! Ese muñequito ochentoso cantando "para ella" es MUY divertido!!!

    ResponderEliminar
  13. Marce Colombini15/11/11 1:13

    Che, Pepe, pusiste algo de Antártida o Tierra del Fuego como fondo??? Yo conozco paisajes así...

    bello, muy bello y asombroso es el mundo en el que vivimos distraídos por infinidad de boludeses...

    ResponderEliminar
  14. Marce Colombini15/11/11 1:17

    "boludeces" me parece que se escribiría (si existiera la palabra, juajaja!) con "c"... porque es el plural de boludez, que tampoco existe aunque la usemos, jiiijiiii!!! (peor: aunque la hagamos!)

    Pero las reglas del español... SON REGLAS!! Joer!

    ResponderEliminar
  15. bon dia! que bonito y que triste a la vez el relato de hoy (ayer), deben haber muchos Ricardos por éste mundo y muchas Marías...
    Gloria: queda poquito para que vuelvas al maravilloso mundo de los sonidos!
    Jordi: que bonito detalle el enlace que has colgado dedicadO a Gloria.
    Y Sole ? hace un montón de días que no la leo...

    ResponderEliminar
  16. Buenos días

    Que bonita historia Pepe !! Como ya se ha dicho no importa la raya, es un relato conmovedor y original como todos los que escribes.

    Jordi !! Muy bien por el enlace que le has dedicado a Gloria.

    Gloria :TE falta un mes justito para entrar en el mundo sonoro.

    ResponderEliminar
  17. Buenas y lluviosa mañana con tormenta incluida!!!
    El Gran Ricky, tuvo dos opciones para escoger, y la balanza se inclino hacia la peor de ellas la bebida, una enfermedad que ha llevado a muchos a la miseria y a la desgracia, no tuvo la suerte de encontrar a alguien que lo ayudara de verdad o bien el no tuvo la suficiente fuerza de voluntad para escapar de esta horrible enfermedad..... y termino como suelen terminar, solo, y acompañado por su ilusión hasta el resto de sus días!!! Una historia por desgracia muy frecuente!!!!!!

    ResponderEliminar
  18. Jordi BCN... hola el relato que me dices, también lo he leído, por esto he mirado en el coocle para ver como te había ido en tus primeras sensaciones en el día a día, me he sentido muy identificada en tu relato, en tu despertar con este ruido y este miedo que se apodera de uno, por no saber que le sucede, y por las consecuencias finales, yo tuve dos, de la primera me recupere Bien, de la segunda solo la mitad.. y siempre he dicho que de la primera ya estaba conformada a ello, pero la segunda me decepciono más, no me lo esperaba, en fin!!! cosas de la vida...

    ResponderEliminar
  19. Buenossss dias
    Piove..porco goberno*
    No me sale bien el enlace, ir a verlo directo si quereis merece la pena reir un poco y tá subtitulao
    http://www.eljueves.es/2011/11/15/esto_rumba_esto_derrumba.html.
    Saludetes.
    *= Llueve lamaraqueelssssvapari.
    Es un dicho italiano, se refiere a que de todo lo que nos pasa la culpa la tienen los que gobiernan

    ResponderEliminar
  20. Pepe ¡qué bien escribes, describes y trasmites cosas coñ! Cada día me gusta más leerte.

    El Gran Rick, el Gran Gatsby, o podría tener el nombre de cualquiera que sacrificase su vida por una ilusión eligiendo el camino incorrecto.
    El éxito, el dinero y el calor de los aplausos cegó al gran Rick, pero la manera de alcanzar su sueño y de lo que él consideraba importante arruinó su vida y poco a poco le fue apartando de su amada María, de lo realmente importante, de su felicidad.
    Y cada día, vagón a vagón, sale en busca de una ilusión que le haga revivir y reencontrarse con ese pasado al que él mismo decidió dar la espalda mojando su éxito en alcohol. Una historia más de ambición frustrada y amor perdido y de lo que realmente es importante en esta vida.

    De los ilusionistas demagogos que se disfrazan bajo unas siglas, nada digno que comentar, sus trucos ya nos los conocemos…

    Un abrazo muy fuerte a todos!!!

    ResponderEliminar
  21. Juan Carlos15/11/11 18:30

    Un detalle: Nuestra querida presidente es dueña de casi todas las tierras de la foto.

    ResponderEliminar
  22. Preciosa y triste historia, aunque en mi opinión el declive comenzó al empezar a beber y gastarse el dinero.
    Tienes una gran imaginación para llegar a crear esa historia de un cruce temporal en el metro...

    De las últimas líneas ni comento... :P

    ResponderEliminar
  23. Jelou!

    a que la foto la tomó JL.

    ResponderEliminar
ATENCIÓN: Antes de publicar un comentario, resaltar vuestro texto y copiar por si se pierde, cosa que pasa con frecuencia en loputo blogger