viernes, 18 de febrero de 2011

Día 767. Desde el metro, con jamón


En el trayecto de camino al trabajo, he terminado "El símbolo perdido". Chinpún.

Pues a mí me ha gustado, kikiris kitidiga. Lo seeeeeeé, que si Dan Brown esto, que si Dan Brown lo otro.

A mí me entretiene, que es lo que busco. Me sorprenden su giros inesperados. Y de este he aprendido mucho.

Y dirás: ¿Queeeeeeeé? ¿Que aprendes de Brown?
Y diré: Pozí, dime raro

Me quedo con la desmitificación de lo místico, la simplificación de lo complejo y la idea global de la fuerza de nuestro yo. Ahí lo dejo.

Al llegar al "the end", he apagado el móvil (leo en la Desi), y me he imaginado el sonido hueco de cerrar un libro de tapa dura. Me han dado ganas de fumar un cigarrillo, como en otras ocasiones, tú ya sabes.

Cuando termino un libro no puedo empezar otro inmediatamente (y siempre llevo de más en la Desi), necesito olvidarlo un poco antes de entrar en otro.

Así que me he quedado mirando a la fauna diversa que tenía delante. Mucha. De todos los gustos y colores.

Dicen que cuando uno pierde un sentido se agudizan otros.

En mi caso ya era observador antes. Me doy cuenta a la segunda vez de una cara repetida. Y si viajas en metro a la misma hora, encuentras muchas.

Tengo un joven que viste siempre de colores chillones. Este no pasa desapercibido a nadie.

Un pelirrojo melenudo metalero con camiseta de AC-DC, Metálica o IronMaiden, pantalón negro de muchos bolsillos y las manos siempre dentro de ellos. No se las saca ni para subir escaleras. Tuxuru.

Una atractiva señorita que siempre va marcando con un rotulador fosforescente en unas hojas din A4. ¿Qué será, será?

Una chica que trabaja en un Mercadona, porque le he visto el uniforme en la bolsa abierta.

O una señora mayor subrayando (también en fosforito) pasajes de una trillada Biblia. Hace poco la vi empezándola, de lo que deduzco que la lee y relee, supongo que buscando respuestas, algo de lo que, precisamente, hablan los personajes del "símbolo perdido". Tendré que leerla. Me pica la curiosidad.

Y mientras observo y voy llegando a mi destino, me viene a la cabeza, como una interferencia, una enigmática pregunta:

¿De qué pido hoy el bocadillo del desayuno?

17 comentarios :

  1. Carmen Conil18/2/11 20:38

    ¿De jamón? lo digo por el título del post, si fue así ¡buena elección!
    Podrías escribir un libro con tus observaciones sobre las personas del metro ("Historias del metro" o algo así..). Tengo una amiga a la que le encanta inventarse historias sobre las personas que por cualquier detalle le llama la atención. "Jugamos" a imaginarnos quién es, a qué se dedica, de dónde es.... Lo gracioso es que si alguna vez llegamos a saber algo de la vida real de esa persona...¡nunca coincide con lo imaginado!, para fiarse de las apariencias...

    ResponderEliminar
  2. Jamón, jamón seguro, ¿y habrás pedido té? O infusión pura? Como los protagonistas?

    Jajaja, como en ‘otras ocasiones’ yo no me fumo un cigarrillo, pero disfruto lo trepidante que se ponen casi al final estas correrías de Dan Brown, mucha adrenalina y luego te explica, joooo.

    Me tuvo buscando a Durero llenando los cuadrados mágicos, y diseñando una nueva guía para cuando vuelva a Washington, y si conozco a Langdon me caso con él. Pos sí.

    ResponderEliminar
  3. SCA, no tendrás una infección? o serás alergica al material del molde?

    yo usé audifonos y nunca me ocurrió nada así, jamás, y mira que hacia calor de playa, sin embargo, con el Mp7 me salieron esas heridas, bueno, no tanto como tú, no sangró, pero sí era como un zarpullido o ampollitas, con costra, que no era ni herpes ni sifilis, digo, por si te ayuda.

    ResponderEliminar
  4. Una sorda con audífonos18/2/11 21:34

    ¿Con el mp7? ¿Te salió en la zona donde se coloca el arito, dices?

    No estoy segura de si será alergia al material, porque siempre se hace daño en una única zona (de cada oreja) muy pequeña. Imagino que si fuera alergia, afectaría a toda la zona en contacto con el molde.

    Infección no creo tampoco que sea, porque me ocurre muy a menudo, la verdad.

    ¿Alguien da más? Los médicos no saben qué es... ¡Conchiiii, haz acto de presencia! :D

    ResponderEliminar
  5. pues va a ser que lo pides de jamon,aunque para mi ninguno como una buena longaniza de pages.

    ResponderEliminar
  6. Una sorda con audífonos18/2/11 21:36

    A mí también me sale costra cuando me hace daño, por si sirve de algo.

    Qué putada tener que usar prótesis :(

    ResponderEliminar
  7. Pepe, te he leído ya más de seiscientas entradas. Veo que cada vez lees más y más y yo, cada vez que hablas de un libro, miro pal techo... Vas y dices: voy al FNAC y compro el número uno en ventas; yo voy allí, miro el número uno, y ya sé el que no tengo que comprar... Nunca me han interesado las intrigas ni los finales de los libros. Mi novela favorita -La montaña mágica de Thomas Mann- quedó inconclusa para siempre. Me gustó tanto que me dejé sin leer las últimas diez páginas. No quería que se acabara jamás, ni le di a su autor la oportunidad de defraudarme con su final. Somos la cara y cruz de la lectura y, sin embargo, de vez en cuando, tenemos pequeñas cosas en común. Tampoco puedo empezar una novela recién terminada otra. La mayor coincicencia que he visto que tenemos es uno de los libros que comentas en un post antiguo: Héroes en zapatillas. Anoche me hiciste revolver las estanterías buscándolo. También se lo dieron a mi madre en una caja de ahorros y fue de lo poco que me llevé de su casa cuando me fui. Está más ligado a mi infancia que mis propios apellidos. Destrozado y repegado con celo. Me emocionó volver a él y también tener, por fin, una gran coincidencia de contigo.

    ResponderEliminar
  8. Jordi BCN18/2/11 22:24

    He recuperado la capacidad de leer caminando.

    Sí, has leido bien. Soy de los pocos "torraos" que van por la calle leyendo, sorteando peatones, perritos y alguna que otra mierrrrr...
    en el metro, en los transbordos, en las escaleras...

    Desde que me operaron no lo conseguia pues me mareaba. Peeeeero esta semana lo he probado y ha funcionado.

    En fin, un ligero avance... justo al revés de los acúfenos que también avanzan...

    ResponderEliminar
  9. Pues yo últimamente leo en el desayuno, comida, tarde, noche, madrgada...

    Romanos, romanos, romanos. Novelas, ensayos, lo que tercie. Recordando alguna otra vida en la que seguramente me quitaron las orejas

    Respecto a las heridas producidas por los moldes, por mucho que le doy vueltas bo consigo centrarme en nada. ¿Irritación producida por el calor? ¿Algún capilar muy cercano a la superficie?
    Vete a saber

    ResponderEliminar
  10. Enhorabuena Jordi!! rebienvenido al club de los que leeríamos hasta buceando (¿será posible?)

    Aida, enhorabuena por los avances.

    SCA, espero que des con ello y con la solución pronto, lamento no poder ayudar...

    Pepe, lo siento, soy de las que Dan Brown ni fú ni fá, pero si a ti te gusta, pues disfrútalo ;)

    Hoy no comento más, porque me voy al sobre pitando, he venido de un curso de fotografía y mañana madrugo para hacer la salida fotográfica yay!!

    besos!

    ResponderEliminar
  11. Una sorda con audífonos19/2/11 2:15

    Soledad, vaya, justamente en el centro donde estudio la profesora nos habló de "La montaña mágica"... Por el resto, creo que nos parecemos mucho: yo también reniego de los bestsellers y demás libros facilones, y me decanto por leer los que son unas auténticas obras de arte.

    Es lo que tiene haber aprendido a hablar a través de la lectura, que de tanta práctica acabas perfeccionándote.

    ResponderEliminar
  12. Una sorda con audífonos19/2/11 2:16

    Chumari, Belfi, gracias por vuestra preocupación. Supongo que algún día me enteraré del porqué de esas extrañas heridas.

    ResponderEliminar
  13. Hola niños y niñas!!!!

    Parece increíble, me ausento por poco más de 24 horas y encuentro 2 entradas y más de 40 comentarios... No se les puede dejar solos!!!!

    Pepe, la Sombrilla muy bueno el post, si es que yo también estaba imaginándote rascarte la nariz mientras la sostenías en medio de un aguacero jijiji.

    USCA, te cuento que yo uso audífonos desde hace unos 8 años, y sí me ha pasado eso que cuentas, me pasó reciente con el último que tengo hace menos de un año, lo que me pasó a mi es que el molde está muy grande y me rozaba en ciertas partes del conducto auditivo y por lo que tuvieron que cambiarme el molde, a mi me causó una infección terrible y hubo que esperar a que se me quitara la infección luego de tratarlas con medicamentos, para tomar la muestra de nuevo y hacer el molde (solo uso un audífono porque mi oído derecho está de adorno en la cara para que se vea simétrica) Mi consejo es que hables con tu audioprotesista (así es como ustedes les dicen?) y que verifique si hay que hacerte el molde de nuevo, antes de que el caso vaya a mayores.

    Yordi, niño! Te admiro, yo soy de las que no puedo leer caminando, ni en un vehículo en movimiento, es más hasta si veo de refilón un diario mientras voy en auto me mareo.

    Sole, Belfy, qué les cuento... a mi me gusta Dan Brown y algunas novelas de intriga, las que no me gustan son las de terror, a lo Stephen King, esas ni que me las regalen las leo, de hecho tengo una a mi lado ahora mismo que mi hija la terminó de leer y no hay nadie que me haga leer "eso", a mí no, no, no.

    Hummm? De qué iba el post de hoy???? Ah! del bocadillo de jamón que Pepe desayunó!!!! Jijiji.

    Anota: Absurdo: Opinión contraria a la que nosotros sostenemos.

    Que el Señor les sonría :-)

    P.S. Hoy me tocaba hacer programación de mi audífono, así que tengo una programación nueva (que ni se bien si funciona jijiji) tengo que probarla por unos días para ver qué tal me va con ella, es que he pasado el resto del día con unos acúfenos del demonio grrrrrrr.

    ResponderEliminar
  14. Ah! y otra cosa, ahora leo mejor los labios y he aprendido solita, dada la necesidad claro (jijiji) pero por lo menos ya me "defiendo" un poco con la LL.

    Anota: Bailar: Frustración vertical de un deseo horizontal.

    Que el Señor les sonría :-)

    ResponderEliminar
  15. Bon dia
    U.S.C.A., A mi tb me pasó mas de una vez, era por el molde "duro" le cogi alergia.
    Chumariiiiiiiiiiii jo, hace la tira que no abro un libro y antes los devoraba
    Me estoy poniendo al dia...
    Saludetes, buenfinde y buen Sabado sabadete....

    ResponderEliminar
  16. Hola, Luis y compañía.
    Está lloviendo y hace frío. El peke lo agradece porque se tumba ahí, y ni con calzador lo moveré.

    Así que no lees? Dios mío, ¡qué estarás haciendo a cambio! ;-))))

    Sin embargom ya veremos si lees o no cuando tengamos la nueva de Licinio Cato. ¿Se casará, no se casará? En la próxima entrega seguiremos sin saberlo.

    Mmmmmmmmmmm... por ejemplo, hoy para mí es un buen día para "retirarme al silencio". De vrez en cuando, lo agradezco, acúfenos aparte, claro.

    Oye, Aida, ¿no nos cuentas nada? A lo mejor te lo tenbemos que pedir or teléfono :-D

    ResponderEliminar
  17. Sólo he leído el Código da Vinci. He de decir que me gustó mucho. Bien, hay muchas incorrecciones históricas, pone a caldo al Opus Dei etc... pero considero que hoy en día el lector puede buscar la historia y comprobar que es cierto y qué no.

    El caso de Magdalena y Juan me fascinó. Nunca había caído que Juan, el apóstol más joven, en todos los cuadros nunca tenía barba, el aspecto afeminado que tenía. Como digo, me gusta que un autor diseccione una parte de la verdad. Preguntar qué es cierto y qué no. La duda es lo que mueve al hombre.

    SCA. Yo suelo tener el mismo problema que tú. Verás, uso molde extrablando, que se adapta muy bien a la zona intraauricular, de tal manera que puedo tener los audífonos a tope sin que piten. Además mis moldes son grandes tanto por lo ancho como por lo largo. El extremo del molde está bastante cerca del tímpano, porque así oigo más fuerte.

    Pero eso tiene dos problemas: Mi oído no transpira como es debido, el molde se reseca, se levanta el barniz , se ven clásicas burbujitas de aire y con el tiempo suelo tener eccemas. Reacciones alérgicas. Solución: Tener intervalos del día donde no uso el audífono para dejar respirar el oído y cambiar de molde cada medio año. Es un mal menor.

    Todo eso no me pasaría si usase molde más duro, más pequeño, pero oíria mucho menos. Todo tiene un precio.

    Viento.

    ResponderEliminar
ATENCIÓN: Antes de publicar un comentario, resaltar vuestro texto y copiar por si se pierde, cosa que pasa con frecuencia en loputo blogger