jueves, 10 de febrero de 2011

Día 759. High Energy

Hoy es jueves de tema serio, una costumbre que empiezo hoy, y que acabaré seguramente hoy también.

El libro que llevo a una tercera parte es "El símbolo perdido", el último de Dan Brown.

Y me gusta leer a DB porque es una lectura facilona, lineal, sin personajes demasiado complejos y sin excesivas recreaciones descriptivas que me aburren. Lo sé, soy un mal lector, pero es que llevo apenas dos años tomándome en serio esto de leer libros, dime literato novato.

Quitando todas las trolas que se puede inventar DB y alguna mala documentación, siempre me quedo con algo de sus libros, como el buscador de oro que criba en busca de pepitas (que no son familia mía).

En este ha destacado una idea que me ha hecho activar la maquinaria:

"Los pensamientos pesan"

Y dirás: Síi, y los pedos, como el chiste, jajaja

Y yo agradeceré tu gracejo, pero hoy no es el día, ya he dicho que es jueves serio.

El libro habla de una ideología que cambiará el mundo, donde unos científicos estaban estudiando la influencia del pensamiento en el mundo físico. Y yo tengo fe ciega en esa teoría.

Si pensar es activar las neuronas con impulsos eléctricos, no es lejano pensar que esos impulsos de energía tienen masa, y por tanto gravedad, con lo cual, como todo lo que tiene masa y gravedad, puede alterar su entorno.

He tenido la oportunidad de hacer experimentos (graciosos) con ello y es así.

Antes de la operación estuve unos meses entrenando mi movilización energética, mediante cursos de bioenergía. El entrenamiento constante es la clave para obtener resultados. Como si de un deporte se tratara, cuando dejas de entrenar pierdes la potencia.

Antes de eso había probado Chikung y Reiki. Es más de lo mismo, pero con otros nombres y carga esotérica.

Lo que yo hice era más "científico".

Mi primer éxito experimental fue medio jugando. Venía en metro de uno de esos cursos (o sea, salía de entreno) y delante mío se sentó una chica muy falta de energía. Me concentré en un punto de su hombro para enviarle parte de la mía, con incredulidad, cuando de repente se rascó en ese punto. Casi me caigo de la silla.

A partir de ahí, como si fuera un nuevo X-Men lo probé un par de veces más. Una fue con Lucía, que le apunté a una rodilla y se rascó la otra. Llámalo mala puntería (sigo hablando en serio).

Y dirás: kñ, Pepe, sólo te faltaba eso, tener poderes.

¿Poderes? Eso lo puede hacer cualquiera, sólo hay que proponérselo. El único misterio es tener fe en ti. Con eso puedes conseguir lo que quieras.

Jugando también, he parado los ronquidos de un familiar en una siesta grupal de domingo perruno, o he hecho que dos personas dejen de discutir de golpe.

Y dirás: Pepe, las casualidades existen.

Y aceptaré tu opinión, sin debate no hay evolución (eso lo dejamos para otro jueves).

También he "curado" dolores de cabeza a alguien a kilómetros, porque esa influencia no entienden de distancia. Pero no me pidáis milagros, que no soy curandero.

Y lo que no te contaré ... para evitar algunas risas. Y sigo hablando en serio.

Todo está en nuestros pensamientos, y ya se están haciendo experimentos avanzados que hace pocos años se atribuirían a la magia.

Hay personas que se curan enfermedades, puesto que con sus pensamientos alteran su propio metabolismo. Son demasiados casos para ser casualidad.

Siempre he dicho que me parece genial ver a los fieles confiar su salud a los santos. Hay que tener fe, ya sea en Jesús, Buda, Mahoma o el Barça (y sigo hablando en serio). Todo lo que sea darle al runrún en positivo, funciona.

Pero cuidado con el efecto inverso. Una persona que cree que es gafe, lo acaba siendo, igual que si una persona cree que tiene una enfermedad, acaba enfermando. Y estoy viviendo estos días el caso de un familiar con un dolor imaginario que estoy seguro que materializará en enfermedad.

Somos poderosos, pero vivimos en la ignorancia y la oscuridad.

Quizá algún día todo cambie y este post no suene a ciencia ficción.

Será otro mundo, ya lo veremos.

Y dirás: Ya no estaremos, Pepe

Y diré: Con la forma que tienes ahora, no. Recuerda la ley de la conservación de la energía.

Y "sólo" somos átomos unidos entre sí.

Pura energía.

¿Quenó?

25 comentarios :

  1. Muy interesante el post de hoy. Da para quedarse pensando.

    ResponderEliminar
  2. ¿Que viene la pasma? ¿Que has hecho Pepe? jajaja

    Bueno, no sé qué decir, es posible que lo que comentas sea cierto y podemos alterar algunas circustancias a voluntad, con mucho entrenamiento cómo dices. Pero se me antoja como la gravedad entre dos cuerpos uno de gran masa y otro de masa pequeña, es tremedamente difícil por no decir imposible que las alteraciones que podamos conseguir sean significativas, aunque no es imposible, si no ahí está la influencia lunar con las mareas.

    ResponderEliminar
  3. Pepe, esta noche te mando un mail sobre mi experiencia de la energía interior. Sólo te adelanto que el gesto de "imponer las manos" se hace en muchas reigiones y no es una casualidad.
    En un tono más ligero, busca el vídeo del anuncio de volkwagen y Darth Vader. Lo escenifica estupendamente. La anécdota del vídeo es que el niño protagonista es un niño milagro que vive gracias a un marcapasos. (Los que llevan marcapasos son "primos" de los cocleados poruqe los primeros implantes se hicieron por empresas fabricantes de marcapasos!)

    ResponderEliminar
  4. Por la tarde he escrito un comentario sobre el tema de Aída y se me ha ido al éter, algo me habrás hecho tato, jajaja. Por eso, ahí va lo que quería decir. Creo que los pasos que deberíais dar, Carmen, son los siguientes:

    1) Id a hablar con el profesor de la asignatura y explicadle con detalle la situación. Debéis exigirle, como ha dicho Sole, los criterios de calificación y evaluación, son un documento público contenido en la PGA (Programación General Anual). Pueden pasar dos cosas:

    1a) Una situación como la de Aída está contemplada en dichos criterios y la decisión del profesor se ajusta a ellos. En ese caso sólo cabe apelar a la sensibilidad de dicho profe en particular y del centro en general, esta última debéis sondearla a través del director o jefe de estudios.

    1b) Una situación como la de Aída no está contemplada en los criterios de calificación y evaluación, que es lo más seguro ya que estos generalmente sólo incluyen los casos estándar o normales y el de Aída es un caso excepcional. En este caso debéis solicitar que Aída sea evaluada de la materia correspondiente al primer trimestre.

    2) Si los resultados del paso anterior no son satisfactorios, inmediatamente solicitad entrevista con el director, nunca lo puenteéis.

    3) Si aún así no conseguís resultados positivos todavía queda una posibilidad. El lío autónomo-soberanista en el que nos movemos ha hecho que ésta haya perdido su uniformidad pero no creo que varíe mucho de una comunidad a otra. Acudid a la administración educativa provincial, generalmente Dirección Provincial, y solicitad entrevista con el inspector educativo responsable del centro en el que estudia Aída, le contáis detalladamente el caso. El problema de Aída, desde un punto de vista ético, es tan claro que la inspección debería actuar de inmediato pero estad preparadas para todo, incluso para que os pidan información por escrito incluyendo certificados médicos.

    Espero que lo consigáis, no puede ser de otra manera en justicia.

    ResponderEliminar
  5. Y otra cosa, Conchi, después de un buen puñado de años en la enseñanza he conocido algunos colegas que, efectivamente, serían más útiles y harían menos daño vendiendo pipas en cualquier esquina. Pero también he conocido médicos de esta clase, curas, albañiles, etc....

    Cada día creo menos, por no decir nada en el funcionamiento de las instituciones colectivas, creo más en la integridad y en el orgullo profesional de las personas.

    ResponderEliminar
  6. Interesante tema. Conoceis esta película?

    http://www.youtube.com/watch?v=FvzTNhVb9Y4

    ResponderEliminar
  7. Me cachis!!!
    Justo ayer empecé el mismo libro, vas más adelantado supongo, apenas voy en capitulo 25, y justo decía…Pepe no lo ha comentado todavía. Una de dos, o tú pensaste: ‘a ver quién de mis comentakas lo está leyendo’, o yo me dije, ‘a ver si Pepe lo comenta pronto’. ¿qué pensamiento habrá pesado más?.

    Cuando describen al de a 1.90 mts, me acordé de ti, y de mi Mario. Y con Trish, otro tanto de este, tu blog. Un día de estos te llega la invitación eh, al fin, en los metasistemas.
    Ya sabes lo que dicen de los átomos, jeje, en el libro y aquello de …hasta los átomos hacen sombra. Pos sí.
    ¿Te acuerdas del libro “el poder de la mente subconsciente”(espero que te lo hayas ya leído)? justo en la mañana dije, es ese libro pero de la mano de Brown, mente-cuerpo, mente-hechos, uno de los secretos mejor guardados. <>. No puede haber tanta casualidad ni coincidencias. Apaga y vámonos aznaarrr.

    Tendrás que leértelo Chema, algo de eso menciona, oh sí. Jeje.

    ResponderEliminar
  8. xavier, no la conocía me quedo con interés por verla y me la anoto para buscarla, gracias.

    Pepe, siguiendo tu línea de pensamiento, se me ocurre que tú a través de este blog has compartido tu energía positiva con todos los que están al otro lado, pues aún me queda mucho blog por leer pero veo como personas que empezaban a comentar con los ánimos bajos, pronto remontaban. Y también hablo en serio. Es una reflexión importante la que nos pones aquí, interesante además. Recomendación de lecturas sobre ello, cursos? :)

    Carmen, Aída, a luchar por lo que es justo, os deseo mucha buena suerte. A mí también me parece que lo justo sería que la dejaran examinarse del primer trimestre, pero yo de todos estos temas no controlo...

    ResponderEliminar
  9. En el tema de Aida estoy al 100% de acuerdo con lo que dice Chema. Sobre todo me parece fundamental que Carmenro trate de arreglar el asunto con el profesor en cuestión, hablando con él tranquilamente y no yendo directamente a inspección. Así sólo conseguirá que literalmente "machaquen" al profesor sea malo o bueno. Sinceramente, no creo que de ese modo Aida gane nada. ¿Con qué ánimos se van a ver luego las caras en clase? Sólo se creará para ambos una situación tensa y difícil. Hay maneras más sencillas y agradables de arreglarlo.

    Y sí, hay profesores a los que se debería aplicar la "ley de vagos y maleantes": como a tantos otros de otros muchos gremios...

    ResponderEliminar
  10. La mente... el pñensamiento... la intención... el desconocimiento de su poder, o de su interacción...
    En realidad puede que no sea o haya sido tan desconocido. Un arcano transmitido a través de los tiempos, en todos los lugares pero que de vez en cuando huye de alguno determinado, aunque sea temporalmente.
    Muchas veces se toma a risa sin querer darnos cuenta de que todas las religiones tienen una base similar. Aunque no les llamemos religión. O aunque se lo llamemos.

    Cómo eres, Pepe. Casualmente (¿he escrito casualmente?) esta temporada han regresado mis sueños, que tanto me dicen, aunque no los entienda; y que habían desaparecido. Los echaba de menos.

    Puede que estas cosas las tome y siga sin rigor científico, por pura intuición, marchando detrás de la experiencia, pero no lo tomo a broma.

    Y las personas lo conocen, pero les da apuro, rubor, vergüenza el reconocerlo.

    No obstante, estamos cambiando, y somos protagonistas del mismo. Y es motivo de celebración.
    Y de una pepesordisa.

    ResponderEliminar
  11. Pues yo no creo mucho en eso de las energias,ni tampoco en personas con gafe.(no te rias Pepe)
    Si creo que hay personas que se mentalizan de que estan enfermas y acaban consiguiendolo,si por el contrario ante los problemas tienes una actitud positiva y de lucha los afrontas mejor.

    ResponderEliminar
  12. Os agradezco a todos la informacion, me habeis hecho reflexionar ,soy muy impulsiva y a veces me precipito en las decisiones.Ire pasito a pasito.

    Aida esta haciendo un ciclo superior Laboratorio de diagnostico clinico,y en el cole es tratada como uno mas, ella se las apaña para buscar apuntes,graba algunas clases y las vemos juntas despues las comentamos

    ResponderEliminar
  13. Belfi, sí, hay cursos de PNL, Programación Neurolingüistica, y de Inteligencia Emocional, muy encaminados a ello.
    El libro que mencioné en mi comentario anterior es un ejemplo muy bueno. No lo recomendaría si no tuviese luces (el libro, digo).

    ResponderEliminar
  14. Uyyyyyy q espesa stoy hoy q no os sigo !!

    ResponderEliminar
  15. Chema, eso no lo he puesto nunca en duda. Hay por ahí mucho "profesional" que más vale se dedicara a otra cosa que no a tratar con personas. En éste caso hablábamos de profesionales de la educación. Por supuesto hay médicos, abogados, electricistas... incompetentes y desgraciadamente suelen gozar de gran impunidad.
    Carmenro, espero que se resuelva lo de Aída y ya nos iréis contando porque como dice Chema, es algo de justicia y no puede ser de otra manera.

    ResponderEliminar
  16. Carmen Conil10/2/11 23:39

    Yo también me siento hoy un poco espesa con el tema, como Tutxi,pero Pepe, como Güero se entere de que has interrumpido los ronquidos de un familiar te va a contratar a distancia para que yo lo deje dormir, ja, ja... huy, perdón, que hoy es el jueves serio.
    Bromas aparte, el tema es interesante.

    ResponderEliminar
  17. Buenos dias a todos !!

    Ayer estuve fuera y no puede leer el post. Me ha gustado muchísimo. ES UN TEMA MUY INTERESANTE Y SERIO ! Yo SI creo en el poder de la energía, sea positiva o negativa y que si una persona está convencida que es gafe y que siempre lo hace todo mal, pues seguramente las cosas le saldrán mal.

    Además hablando de energia, hace muchos años me dijeron que si miraba una persona, que estuviera de espaldas o de lado, fijamente durante un rato, esta persona se gira y ES VERDAD !!! Yo lo he probado.

    Y otra anécdota relacionada con el pensamiento o energia, cuando mi madre la operaron de cataratas la primera vez, la acompañé, y el oftalmólogo no me gustó y se lo dije a mi madre, no te operes con él que me ha transmitido mala energia, pero ella no me hizo caso porque yo era una cria entonces, tenía unos 14 ó 15 años y la operación resultó fatal, al cabo de unos meses otro médico la tuvo que volver a operar. Da que pensar .....

    ResponderEliminar
  18. LOURDES, FELICITATS DOBLES !!!!!
    UN BESAZO !!!

    ResponderEliminar
  19. Hola niños y niñas.

    Pepe me gusta el tema de hoy. Yo por mi parte sí creo que el pensamiento materializa las cosas. Algunas personas lo llama Fe (en algo o en alguien) pero en definitiva tu mente atrae las cosas en las que piensas (ya sean negativas o positivas) Podría contarte varias nérdotas de cómo lo he vivido, pero temo que me extendería mucho.

    El libro ya lo había leído, y es bastante entretenido, incluso te da algunos datos de lo que pasa (según el autor)cuando morimos.

    El comercial al que se refiere al principio Pedro Martínez es este y es una pasada: http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=R55e-uHQna0

    Anota: FE: Virtud por la cual se cree lo que no se entiende. (Y yo digo que hay cosas que no tienes que entenderlas para creer, solo creer y ya)

    Que el Señor les sonría :-)

    ResponderEliminar
  20. Hola, hola! Ya estoy de vuelta de mi programación. Según ellos, avanzo rápido; según yo, si ellos lo dicen....
    Estoy contenta y es lo que cuenta. De ayer a hoy, noto algunas diferencias en la audición con esta programación, sigue siendo todo metálico pero me permite una comprensión en algunos golpes y sonidos, que no todavía palabras.
    Algo curioso que me aportó la visita de ayer, según las pruebas audiológicas (todas), van en su línea de progreso menos en la pérdida progresiva del oido no implantado, fue saber que yo tenía una comprensión verbal de 1 palabra sobre diez en las bisílabas; ahora ha salido cuatro. Bien!
    Pero no recuerdo haber leido en el blog sobre este tema, la comprensión verbal. Como me he quedado patidifusa, si alguien me cuenta más cosas para yo saber más, se los agradezco.
    Por otro lado, reclamo la atención de Conchi como experta y de Madrid porque se me presenta una circunstancia con unos amigos con una hija hipoacúsica diagnosticada en mayo pasado con un montón de dudas (padres oyentes e incrédulos. Si tienes a bien contestarme, ruego a Pepe le pase mi mail a Conchi.
    Saluditos

    ResponderEliminar
  21. Os cuento una medio-nérdota (que se diría en pepeñés) que viene al caso de esas extrañas energías que nos conectan. Como cada vez oigo peor y noto que pierdo oído de una semana para otra -y no exagero-, ayer le comuniqué al director del centro en el que trabajo mi situación y mis dificultades. Estuvo conmigo muy amable y hasta incluso me dijo que si podía ayudarme cambiando mis clases a aulas con menos resonancia y cosas así que se lo comunicara, que cuanto estuviera en su mano para hacerme más fácil el trabajo él lo haría. Le hablé del implante y me dijo que ya sabía muy bien lo que era y cómo funcionaba porque en el centro había una alumna emepesietera. Yo ni me había enterado. Tenemos unos 900 alumnos distribuidos en plantas por cursos. Yo doy clase a los mayores de Bachillerato y apenas tengo contacto con los pequeños, y ella debe de tener unos 13 ó 14 años. Aun así me dije: "¿Cómo es posible que en dos años que lleva la chica aquí no la haya visto nunca y que nadie me haya hablado de ella?". Dejo al director, me voy a la sala de profes, que está en la segunda planta, y cuando subía me cruzo con una chica: era ella. Llevaba el pelo recogido luciendo mp7. Me quedé atónita. No acerté a decirle nada de la pura sorpresa. Tal como os lo cuento...
    Luego he preguntado a los profesores que tiene y su caso es de lo más difícil. Es sorda de nacimiento, pero su familia, marroquí y con muy pocos recursos, no se ocupó para nada del problema. A los nueve años le pusieron el implante. Ahora lidia con tres idiomas: árabe, catalán y castellano, y la pobre no se aclara ni se sabe muy bien qué oye exactamente. Parece ser que apenas sabe hablar. El Departamento de Educación se empeña en que esté escolarizada con los normoyentes y, según me dice una compañera, eso sólo le crea problemas porque el profesor que tiene a su cargo 25 ó 30 alumnos no puede darle toda la atención que necesita.

    ResponderEliminar
  22. Sol, bueno, de pobre nada esa niña, tal vez no es que no se hayan ocupado los padres, recuerda que la SS es quien tal vez le cubrió el MP7, y eso lleva tiempo.
    Tiene una vida por delante, magnifico que esté con los normooyentes!!, si por alguna razón la has encontrado en tu camino, yo me lo pensaría que es muestra de que veas en ella lo que te ocurrirá (fisicamente, adaptarte, etc.), nada de miedos, Sol.
    has tenido suerte que en el trabajo te vayan a apoyar de esa manera, no en todos lados es así. Afortunada te veo.

    ResponderEliminar
  23. Se me cortó el post.
    Decía, que entiendo la sorpresa que te llevas la primer vez que ves un MP7 puesto. Pero ojo, hay que tener mucho cuidado, los niños son sensibles, y lo que menos quieren es ser vistos como fenomenoides.
    Dirás, eso no pasa. Pasa y hasta entre adultos. La primer vez que me dijeron el mes pasado
    oye, nos dijeron que llevas un IC, ¿nos lo dejas ver?' me lo dijeron con cara lasciva, casi chorreando baba, de esas caras que parecia que lo que llevaba era una polla escondida.
    Me molestó la actitud, contesté secamente, sí traigo uno, pero hay muchas fotos en internet, bye.

    Sol, me perdí en algún comentario, no sé si eres candidata a MP7, pero si lo eres, ojala que pronto llegue a tu vida el tuyo, sabemos lo que es ir perdiendo la audición que no veas, cuesta abajo y sin freno.

    ResponderEliminar
  24. Hola Paloma, llevo por aquí apenas una semana y soy candidata al implante. Ahora llevo audífonos. Mi sorpresa no fue por ver un mp7 por primera vez, sino por encontrarme con la chica minutos después de saber de su existencia. No le dije nada por la sorpresa y también por prudencia. Llevo muchos años trabajando con adolescentes y pienso, como tú dices, que no les gusta que se les trate como fenómenos extraños. Están en una edad en la que, además, son extremadamente vulnerables.

    Es verdad que tengo suerte con mis compañeros. También con mis alumnos. Ellos fueron los primeros en darse cuenta del problema y me han tratado muy bien, aunque yo hasta ahora no les he comentado nada sobre el tema. Hoy ha sido la primera vez que les he hablado en una clase de lo que me pasa porque una de las chicas, sentada en la última fila, me ha preguntado tres veces lo mismo y he sido incapaz de entenderla. La chica se reía de ver que era imposible. Cuando les he dicho lo que me pasaba se han quedado todos mirándome muy callados y muy serios. No han preguntado nada. No han hecho ningún comentario. He seguido con la clase con normalidad. A la hora del recreo la chica ha venido a verme. Me ha pedido que la perdonase por sus risas y por todas las veces que se ha reído cuando yo no he entendido algo. Se me ha puesto muy seria, sonrojada, al borde del llanto. Me repetía y me repetía que la disculpara que lo sentía muchísimo, a pesar de que yo la tranquilizaba y le quitaba importancia al asunto. En algunas cosas tengo suerte, sí. En algunas...

    ResponderEliminar
ATENCIÓN: Antes de publicar un comentario, resaltar vuestro texto y copiar por si se pierde, cosa que pasa con frecuencia en loputo blogger