viernes, 3 de septiembre de 2010

Día 599. Suspendido

Esta mañana en el metro, mientras leía "Nadie lo ha oído" (al que le añado un subtítulo: "... y menos yo", dime gracioso) me ha venido un pensamiento / observación a la cabeza, entre capítulo y capítulo.

Estos son muchos de los libros que he leído siendo sordo:


Tienen en común que son de suspense, con intriga hasta el final.

Los tres primeros, aún en el tono humorístico de Mendoza, no están exentos de crímenes por resolver.

Y yo me pregunto pa mis adentros... ¿por qué?
¿Por qué necesito estar intrigado hasta el final?
¿Por qué busco una respuesta?

Siempre ha sido una constante en mi vida, buscar respuestas.

De jovencico resolvía los pasatiempos que otros se dejaban en los Quiz (revistas con un buen pupurrí de ellos). Más que los crucigramas a mí me gustaban los puzzles de letras, aquellos que costaban de arrancar y que al final lo veías todo clarito.

Mi profesión es una constante de problemas de programación que tengo que resolver. Algunos, verdaderos retos profesionales, algo que me apasiona, sobre todo cuando llego al final. Debe ser algo orgásmico.

Los seis años que pasé desde la operación del primer tumor al segundo, fueron algo así. Busqué respuestas y soluciones, prorrogando la segunda cirugía ante la paciencia del Doctor Roca. Probé terapias que no funcionaron. Muchas. Pero de todas aprendí algo. Al final no hubo la solución que hubiese querido, pero era válida, y llegué a la conclusión de que era el momento de operarse. Y salió bien, mejor de lo que pensábamos.

Una de las preguntas de las que busco respuesta también es ¿por qué sigo escribiendo aquí, 600 días después?

Debe ser un cabo suelto en mi azotea que necesito resolver, y, como no le veo el final, lo sigo haciendo cada día. Todavía.

Mañana cumpliré 600 días cocleado, 600 días contigo.

Y lo celebraré de una forma diferente, como todos los cienes a los que hemos llegado juntitos.

Quizá no sea el gran post que esperas, pero es algo que nunca he hecho y me apetecía compartirlo.

Te espero aquí, puntual, a las 20:20

Hasta mañana, cómo no, te dejo en suspense.



6 comentarios :

  1. Tú prepara para el 600 lo que quieras, porque yo tengo lista una garrafa de agua destilada para prevenir el calentón. Con todos los que somos y la abuela, al primer repecho el tapón del radiador va a ponerse en órbita, jajaaaa.

    Esto no ha hecho mas que empezar...

    ResponderEliminar
  2. Estamos con que outfit venimos mañana para el festejo de los 600, yo es que no tengo nada que ponerme! aaghhh!

    ResponderEliminar
  3. 600. jejejeeee... yo tuve uno. Me dio el capricho porque se fabricó el año en que nací: 1961. Y se "llamaba" SS-39153. Era genial.
    Bueno, que desvarío.
    La verdad es que estoy intrigado. A ver, a ver. Pero entraré tarde.
    Feliz aniversario

    ResponderEliminar
  4. Juaaaaaa Pepito ¡ estas hermoso!!!! felices 600
    ya empezó la joda

    ResponderEliminar
  5. me alegra mucho que tengas "instrumento" pero por favor no lo uses hoy para festejar, bueno.......digo que no te pongas a hacer música ni a cantar jejeje, es que no podré oirte.......
    ¡ que ya me puse de fiest, se nota?

    ResponderEliminar
  6. Esto promete, pero que majico se ha puesto PEPITO SORDISAS,me voy de juerga pero por poco que pueda intentare estar por aqui esta noche.

    ResponderEliminar
ATENCIÓN: Antes de publicar un comentario, resaltar vuestro texto y copiar por si se pierde, cosa que pasa con frecuencia en loputo blogger